Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Dom Dic 14, 2014 9:36 pm.

~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Ryu Asakura el Dom Ene 01, 2012 3:51 pm

Era una bella noche, el cielo despejado y Ryu como estaba en tiempo de descanso se la pasó hasta tarde en un bar de la zona céntrica de Tasorage. Aquello le servía para relajarse de sus "arduos" días laborales y para ver si lograba conseguirse más clientela, no por nada era un demonio lujurioso pero eso no quiere decir que haga de gratis las cosas. En esa ocasión Asakura estuvo durante la velada acompañado de un chiquillo en aspecto mayor, pero al ser un humano este obviamente era menor que el demonio, pero al ser atractivo a fin de cuentas no importaba y el pelivioleta le tenía puesta la mirada.

Tras varias horas y ya siendo cerca de las 4 am, el demonio le preguntó si se irían a un sitio más solitario, obviamente para encamarse y Ryu no dudaba al respecto, pero vaya a ser la sorpresa de este al enterarse que aquel tipo era igualmente un trabajador nocturno, simplemente estaban ambos tratando de llevarse al otro para conseguir un poco de pasta, Ryu se desanimó al respecto porque aquel solo buscaba dinero y Asakura no le daría ni un centavo, así que se despidió de ese tipo no sin antes entregarle su numero telefónico. - Si no te sale algo bueno, llámame ~ - mencionándolo en un tono lascivo y marcando una suave sonrisa en sus labios.

Movió una mano en son de despedida y este sujeto emprendió la retirada, al acercarse a la puerta del lugar este comenzó a sacar de sus ropas una cajetilla de cigarrillos, la tomó y con un leve empujoncito sacó uno de ellos, a modo de no espantar a otros solo usó lumbre común para encenderle. Llevó aquel cilindro a sus labios y salió fumando ahora estando serio, caminando tranquilo y mirando al frente de manera fija, decide dirigirse a la izquierda sin saber a donde ha de llegar ya que la noche aún era "joven" como para solo irse a dormir. Sus pasos le alejaron quizás media cuadra y notó una silueta apoyada en la pared, se detuvo unos momentos a ver si lograba verle por entero y gracias a su buena vista notó que se trataba de un chico de cabello claro y algo vulnerable, el demonio sin duda alguna se le acercó mostrando una sonrisita aún con el cigarro entre labios.

Estando a una distancia ya más corta, Asakura alza la voz saludando al extraño - Hola chico~ - en un tono amable, pero con una mirada levemente maliciosa, ahora podía verle mejor y notó que simplemente era alguien adorable. Entonces añadió - ¿que haces tan solo y a esta hora?, ¿esperas a alguien de casualidad? - ser sociable es cosa de Ryu, no se coarta al preguntarle a desconocidos, si le mandaba a la mierda le daba igual. Le observó y sacó aquel cigarro de su boca para sacar algo de ceniza que molestaba, volvió a aspirar hondamente y tras unos segundos botar aquel humo.

_________________


Ava y Firma hechos por my Puppy-chan (Kira-chan)~♥️ -le tira galletas-

Spoiler:






avatar
Ryu Asakura

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 09/11/2011
Edad : 31
Localización : Jodiendo el algún lugar~

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/kn.yu

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Saito el Dom Ene 01, 2012 5:29 pm

La cercanía de la noche comenzo a envolver de oscuridad la ciudad lentamente pero sin descanso, y como todos los días a aquellas horas, el joven Saito comenzo a buscar un lugar donde pasar la noche. Ya le habían robado gran parte del dinero con el que se había podido hacer hace ya casi dos semanas. Cuando se marchó de casa a escondidas al amanecer. Y no solo eso, sino que llevaba estos días recorriéndose las calles de un lado a otro, administrándose lo mejor que puede el poco dinero que ya le queda, procurando no llamar la atención. Pues, pese a llevar solo unas dos semanas, que le estaban resultando eternas, ya había aprendido a desviarse del camino y de callejones solitarios al ver como lo miraban con lascividad. A no dejarse ver por las noches y, pasara lo que pasara, salir siempre corriendo sin mirar atrás cuando un grupo de moribundos o gente extraña y de peligrosa fachada se le acercaba o ponían su atención en él.

Sin embargo, mientras dormitaba hecho una pequeña bola tras unas cajas de madera en un callejón, sobre cartones superpuestos para evitar sentarse en el frío y húmedo suelo, escuchó el ruido de pasos, de una lata siendo chutada intermitentemente, la ronca risa de un hombre y como hablaban entre ellas dos personas mas, no pudiendo entender nada de lo que decían. Fue eso y el ligero sueño que había adoptado por miedo a vivir en la calle solo, durmiendo casi con un ojo abierto, el que le hizo despertarse de pronto. Espero a que aquellos tipos pasaran de largo, pero por mala suerte del chico, se metieron por el mismo callejón por el que se encontraba. Acercándose los tres hombres que rondaban entre los 28 y los 35.
No aguanto mucho Saito. Se levanto de golpe, dejándose ver al salir de detrás de la caja que le ocultaba y sorprendiendo a los llegados. Estos lo miraron y uno de ellos sonrió de aquella forma con la que parecía no ver mas que carne fresca en vez de a una persona necesitada y abandonada. La vida en las calles era difícil. Saito hecho a correr calle adentro, adentrándose en la telaraña de callejones y calles que era Tasorage. Y tras él los tres hombres comenzaron a perseguirlo como cual manda de lobos perseguía una liebre.

Sus piernas corrieron y corrieron lo mas rápido que pudieron, chocándose de pasadas con algún mendigo que se encontraba por allí manteniéndose con dificultad en pie, pisando enormes charcos sin importarle calarse los pantalones por completo, sintiendo su respiración acelerada, ardiéndole los pulmones, y su corazón latiendo a mil por hora. No miraba hacia atrás para nada. Tan solo corría. Además, no hacia falta porque el joven escuchaba las órdenes de aquel que sonrió anteriormente al verlo, así como sus pasos apresurados.

Tras un rato, colándose en una pequeña aglomeración de gente que se encontraba a las puertas de un bar, Saito logro darles esquinazo, escondiéndose en una calle, asomando discretamente la vista para ver si era verdad que les había dado esquinazo. Estaba concentrado en mirar hacia aquella calle, teniendo todavía la respiración y latidos acelerados. Tragando más de una vez de forma un tanto costosa al encontrarse con la boca seca. Tal era su concentración, la cual se debía al miedo, que no se percato del hombre que se acerco a él y le saludo de forma tan amable, preguntándole que era lo que hacia allí. Saito lo miro nada mas lo saludó, llevándose un pequeño susto por la sorpresa. Entonces echó un rápido vistazo a la calle, viendo a uno de sus perseguidores por allí, por lo que se escondió metiendo su asomado rostro calle adentro y volvió a mirar a hombre que tenía frente a él. –Ayúdame, por favor… -le pidio con cierto apuro y miedo por ser encontrado nuevamente por aquellos tipos, teniendo que volver a echar a correr otra vez a pesar de que no aguantaría correr de aquella manera mucho tiempo si se daba el caso. –Ayúdame… -repitió a aquel hombre al que no conocía de nada y en el que creía poder confiar por su amabilidad inicial, dando un pequeño paso al frente un poco nervioso, pensando que si no le ayudaba él ya podía darse por atrapado. De seguro que no tardaban mucho en encontrarlo y volver a la caza del valioso juguete de aquella noche.
avatar
Saito

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 31/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Ryu Asakura el Vie Ene 06, 2012 12:56 am

Su mirada en todo momento quedó fija en la del humano, detallando su expresión que se notaba algo asustada y nerviosa ¿acaso temía de algo o alguien?, si, eso se daba a entender por la manera en que actuaba. Es entonces que escucha aquella voz implorante por ayuda - ah!? ¿ayuda dices? -se sorprendió por ese pedido, no cualquiera pide ayuda a extraños y el chico tenía que estar en serios aprietos para hacerlo y más aún a Ryu. - ¿como quieres que te auxilie chico?~ - muestra una suave sonrisa y arroja aquel cigarrillo -lo restante- al suelo, lo pisa y es Asakura quien se acerca al otro bastante confiado. A la distancia y gracias a los agudos sentidos típicos de los seres del averno, nota pasos rápidos en esta dirección, seguramente seguían a este muchacho. Quedó calllado algo de tiempo y entonces vuelve la vista al menor .

- Claro que te ayudaré ~ - con el brazo izquierdo rodea el cuello del otro permaneciendo a su lado, tuvo que agacharse debido a la diferencia de alturas pero no le era mayor problema. Queda bastante cercano al contrario y examina mejor su rostro - ante cualquier cosa solo sígueme la corriente... ¿de acuerdo? - dijo en susurro estando cercano al oído ajeno. Su expresión pasó de ser una sonriente a ahora una apariencia estoica. Alzó la cabeza adoptando una postura erguida pero mantuvo aquel brazo en su posición.

Los pasos que tiempo atrás estaban algo lejos se oían con más fuerza, más cercanos y la inminente aparición de un grupito de tipejos era ya evidente. Asakura solo aguardó hasta que vió al primero de estos hacer su aparición, arqueó una ceja ya que le pareció algo "tosco" como para sus gustos, ya que siempre miraba al resto cual ganado(?). Luego los otros dos llegaron igualmente, mirando al par frente a ellos molestos y curiosos por ver ahora a dos en vez de solo uno. - ¿Se les ofrece alguna cosa? - dice serio el pelivioleta, ladeando sutilmente su rostro mostrando en su mejilla aquella marca y con ese movimiento su flequillo dejó ver mejor su azulina mirada. - no quiero molestias, ¿acaso no ven que estamos ocupados? - mira de reojo al otro y vuelve a ver al trío.

Estos responden mientras dan unos pasos firmes hacia la parejita - hey!, ¿que mierda haces tú con ese chiquillo? - increparon al demonio - ¿acaso no sabes que lo vimos primero? ¡maldito bastardo ! ¡Es nuestro! - chasqueó la lengua quien mostraba ser el líder. Alzó el puño en son de querer empezar una riña, a lo que Asakura se separó del muchacho y quedó frente a este pero dándole la espalda. - ohhh~ ¿pero saben algo? -caminando ahora hacia esos tres, no era mucha la distancia ahora entre el tipejo ese y el demonio. - El chico ya pagó por mis servicios, así que estaremos muy o-cu-pa-dos~ -alza la mano y especialmente el indice para apuntar al pecho de su interlocutor. - a menos claro que ustedes deseen pagar más... - lo mencionó mostrándose sumamente frío ahora, aquel dedo se apoyó por sobre el corazón del tipo y la palma ahora se quedó sobre esa zona. - pero no es dinero el medio de pago... - afiló la mirada y frunció el entrecejo, pero una sonrisita se dejó ver dándole un aspecto malvado. ((Ver aquí))

-¿Dispuestos a pagar igualmente? - era evidente el aura maligna que se desprendía de este ser, un simple humano no sentiría nada más que miedo ya que era precisamente esa emoción la que buscaba despertar Ryu. Bastó con solo aquello para que aquel tipo dudara de proseguir con el "intento" de amedrentar al demonio, claro que no conocía de la real naturaleza que Asakura poseía. Se separó de aquel sin mayor palabra, les observó de manera despectiva y se volteó seguro hacia el chiquillo aquel, cuando lo hizo uno de los individuos aquellos quiso acercársele pero fué detenido por uno de ellos mismos, al sentir eso Ryu sonrió ladino pero se quedó viendo al jovencito.

-¿Nos vamos ya? - le sonrió y caminó pasando por su lado esperando que le siguiese. - a menos que quieras quedarte... - No especificó algún sitio de destino, el chico ha de hacer lo pertinente o lo más conveniente. El grupo se quedó ahí, mirando a Ryu caminar y murmurando una que otra blasfemia sin entender de porque con solo unas palabras y una mirada el "líder" se negó a luchar como bien sabe, es mas, Asakura se mostrará fácilmente de unos 23 años, menor que esos sujetos sin duda.

_________________


Ava y Firma hechos por my Puppy-chan (Kira-chan)~♥️ -le tira galletas-

Spoiler:






avatar
Ryu Asakura

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 09/11/2011
Edad : 31
Localización : Jodiendo el algún lugar~

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/kn.yu

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Saito el Vie Ene 06, 2012 6:02 am


El joven muchacho de rubios cabellos y de mirada nerviosa y asustada miraba a aquel inesperado sujeto a los ojos. Esperaba ayuda de alguien, del que fuera. A punto estuvo de agarrarle de las mangas de su ropa una vez dio aquel paso hacia el mayor, Saito, mientras pedía ayuda al desconocido. Pero no lo hizo. Su apurada petición pareció sorprenderlo. No debía de ser muy normal que alguien a quien te encontrabas por vez primera te pidiera que le ayudaras. Y más siendo de aquella forma tan repentina. Pero es que Saito no tenía tiempo, y aquella persona era su única oportunidad de escapar de sus perseguidores. El menor, nervioso frente al pelivioleta, asintió sin dejar de mirarlo con sus grandes ojos grisáceos de temerosa mirada. De seguido a aquello, el desconocido le preguntó como quería que le ayudara, deshaciéndose de lo que quedaba de su cigarro y se acercaba a él. –Unos tipos me están persiguiendo… -forzó la voz para intentar no sonar tan desesperado por su ayuda, intentando tranquilizarse aunque no lo lograra.

Entonces el pelivioleta acepto a ayudarlo, haciendo que en el interior de Saito una ráfaga de alivio recorriera su cuerpo, sintiéndose incluso protegido al pasarle el mayor el brazo en torno al cuello cuando se puso a su lado. En aquel momento al menor ni se le ocurrió que aquel hombre pudiera querer nada de él como lo hubiera echo cualquier otro. El trío que se acercaba era un ejemplo. Incluso asintió sin pensárselo a aquello de seguirle la corriente sin tan siquiera saber que era lo que tenia en mente aquel hombre en el que, tan solo por ayudarlo, confiaba. Él era así. Un buen encuentro, un poco de caridad u afecto y cualquiera comenzaban a ganar la confianza del menor.

En cuanto los tres perseguidores del muchacho llegaron dispuestos a arrebatarle al muchacho a aquel intruso que a vista de ellos, acababa de robarles su pieza de caza, éste les habló con elegancia pese a su serio tono de voz. Saito, incapaz de mantener la vista en ninguno de ambos –de su “protector” y del trío- agacho la mirada, alzándola un instante hacia el pelilargo al separarse y situarse frente a él. Sin embargo la vista del menor volvió a mirar a su “protector” cuando menciono aquello de haber pagado sus servicios. Lo siguiente no lo escucho. Tan solo veía como al final aquel pelivioleta frenaba a esos tres y hasta los hacia retroceder con tan simple hablar. Claro que Saito no podía ver como les miraba, y al estar de su parte, no le temía como le parecían temer esos tres. Y eso siendo mayores que el pelilargo y el rubio. El motivo por el que no escuchara nada y tan solo viera lo que sucedía, no era porque se hablaran bajo o se encontraran lejos. No. Pues resultaba lo opuesto a lo dicho la situación. El motivo por el que Saito dejo de prestar atención a lo que aquel hombre que lo defendía decía era porque aquella palabras, “pago por mi servicio…”, le hizo recordar su propia situación no hacia muchos días atrás. “¿Él es como yo….?” –se pregunto incrédulo, mirando la figura de este hasta que se giro y miro al chico, pasando a su lado como si nada hubiera ocurrido allí. Le sorprendió como alguien, sin más complejidad, podía haberse librado de tres tipos. Como alguien que pasaba por lo mismo por lo que él había pasado, vendiendo su cuerpo para otros (pues es eso lo que Saito piensa), podía ser tan convincente, respetado, temido… pese a ser tan buena persona. O al menos eso pensaba al ayudarle en su caso.

-Aaaah… Sí, voy! –respondió un tanto pillado por sorpresa mientras miraba a esos tres sin verlos en verdad, y troto hacia aquel sujeto para alcanzarlo sin aquel temeroso brillo en sus ojos ya. No se esperaba que le propusiera acompañarlo. Sin embargo acepto. Se sentía protegido a su lado. A salvo. Además, que seguro que estaba mejor al lado del pelivioleta que solo en aquel u otro callejón. –Gracias por ayudarme –fue lo primero que dijo tras alejarse un poco del callejón del que acababan de salir, mirando de reojo al mayor. -No iba a aguantar corriendo mucho mas… -comento y miro a su guía. –De verdad, muchas gracias. Te debo una –volvió a agradecérselo, acompañado esta vez por una agradecida y suave sonrisita. –Por cierto… ¿Cómo se llama mi heroe? –quiso saber sintiendose totalmente opuesto a hace unos minutos. Tranquilo, feliz, a gusto, relajado, sin miedo...
avatar
Saito

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 31/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Ryu Asakura el Vie Ene 20, 2012 3:51 pm

Ryu, siempre actuaba sumamente relajado cuando iba conociendo gente, de otra manera no se podría acercar mucho a los humanos, pero algunos preferían que les trataran mal, cosa curiosa pero para la fortuna del incubo su personalidad era bastante complaciente en ello, su bipolaridad arraigada le era muy útil. En esta situación aquel muchacho se mostraba calmo al lado de Asakura, mas no ante la presencia de esos tipos que de seguro son almas puras al lado de Ryu.

- hmmm pues no es nada especial realmente chico~ eres lindo, por eso te ayudé -dijo con plena sinceridad, no ocultaría aquello aunque suele mentir bastante - dejar que bastardos como ellos mancillen algo así no es cosa que me agrade ver... - reifriéndose al destino poco decente que tendría el muchacho si Ryu no hubiese interferido. Se tornó pensativo, relajado y alzó la mirada unos momentos, hasta pasaba por cualquier tipo en las calles, salvo por la hora claro esta. - ohh~ ¿desde hace cuanto andabas arrancando? - sonrió con levedad y volvió a buscar en su chaqueta la cajetilla que aún albergaba unos cigarrillos más.

Caminando paciente, salían de ese sitio dirigiéndose de momento a un destino inexistente, solo caminar por caminar, por ahora. - heroe eh?~ - esa inocencia ajena le causó mayor interés, como no gustar de esas puras almas. - bueno chico... - llevó la diestra al hombro contrario y agachó levemente para poder volver a estar a una altura óptima. - me llamo Ryu... y ¿como se llama mi damicela en apuros? - bromeando al respecto. Se mantuvo unos cuantos momentos más y retomó la postura, se detuvo llegando a una bifurcación y aprovechó de sacar otro blanquesino cilindro bastante rápido.

- a todo esto... ¿que andas haciendo a esta hora por el sector? ... no es un buen barrio como para que alguien como tu merodee, salvo que estés trabajando... - ante ello denota un toque lascivo, al recordar el oficio propio. Buscó en el bolsillo de su pantalón la lumbre para finalmente encender su cigarro y dejándolo entre sus labios. - ¿fumas? - le miró unos momentos y ofreció uno al otro. - ¿acaso no tienes a alguien que te vigile?... digo ... como un proxeneta o un hermano mayor? - asumiendo que aquel era un prostituto. Volvió a caminar y cruzar la calle, algunos autos se detenían para dejarles pasar pese a que no les correspondía, pero la imprudencia era un defecto del pelivioleta. - ummm... creo que por aqui... - mirando a la distancia un local con luces de tono rojizo, no había que ser un Erudito como para percatarse de que era parte del Barrio Rojo de Tasorage. - si, ahí es... como si cerraran algún día... - se dijo a si mismo más bien. - hey chico... ¿te gustaría hacerme compañia? - sonriéndole de lado.

Tomó entre sus dedos el cigarro para exhalar hacia un costado ese humo, volvió a dejarle en su boca y dió un leve golpecito con su índice al centro del cigarro. Continuó caminando, si aquel accedía seguiría a su lado, aunque Ryu pensaba que si no quisiese no tendría muchas opciones ¿o si?. Se acercaba a paso seguro, se veía como algunas parejas e incluso tríos salían o entraban del lugar, pero estos algo ebrios o drogados, mas uno que otro salía sobrio de ese peculiar comercio.

_________________


Ava y Firma hechos por my Puppy-chan (Kira-chan)~♥️ -le tira galletas-

Spoiler:






avatar
Ryu Asakura

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 09/11/2011
Edad : 31
Localización : Jodiendo el algún lugar~

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/kn.yu

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Saito el Jue Feb 09, 2012 11:51 am

Sintió como posaba aquel hombre, su salvador, la mano sobre su hombro y se agachaba para ponerse más o menos a su nivel. Al parecer se llamaba Ryu. –Me gusta tu nombre, es muy lindo –confesó. Le encantaban los nombres cortos al rubio e inocente Saito. Entonces, al bromear el contrario al preguntar su nombre, Saito sonrió de forma algo tímida por el hecho de que lo llamara “su damisela en apuros”, así como feliz por haber conocido a alguien como él. Alguien en quien confiar, aunque en verdad, el menor era una persona que era capaz de seguir, confiar y creer en alguien mientras lo tratara bien. Era demasiado confiado, demasiado bueno y demasiado todo para un mundo tan perverso y difícil como este. –Mi nombre es Saito –le respondió, volviendo el adulto a reincorporarse y parándose ambos al llegar a una bifurcación del camino, aprovechando el pelivioleta para sacar uno de sus cilíndricos cigarrillos.

Al preguntar mientras tanto, mientras sacaba su cigarrillo y buscaba en sus bolsillos algo para prenderlo, el motivo por el que se encontraba por allí a aquellas horas, comentando que no era un buen barrio para alguien como él, Saito agachó la mirada de forma triste. Aquellas preguntas que le recordaban el motivo por el que se marchó de casa eran como balazos en su pecho. Sin embargo, al añadir aquello de “salvo que estés trabajando…”, le hizo alzar la vista de golpe con sus ojos ligeramente brillantes y sus repentinas mejillas rosáceas por el comentario. Hace algunos días de seguro que no hubiera entendido aquello de “estar trabajando” respecto a una persona que no dejaba de merodear por las calles. Ahora si lo entendía. Estos días en la calle le estaban haciendo aprender cosas tan simples para todo el mundo que en su vida hubiera aprendido, pues su padre lo retenía siempre en casa.

-No, no… –se apresuró a decir sin aclarar si trabajaba o no en la prostitución. –Estaba durmiendo en un callejón cuando escuché venir a esos tipos. Tenía miedo, así que eché a correr sin parar y sin saber a donde iba. En verdad, no conozco muy bien la ciudad… -comentó, viendo como encendía su cigarro y lo dejaba reposar entre sus labios. –No, gracias. Y tu no deberías fumar –le aconsejó con una pequeña sonrisa tan tierna como lo era él.

La siguiente pregunta del pelivioleta, lo pilló un poco por sorpresa. Aquello eran conceptos nuevos para él, aunque en verdad, cuando vivía en casa con su padre, podría decirse que su propio padre era su proxeneta.

-En verdad, no hago nada de eso, Ryu… -le confesó comenzando a andar nuevamente, aclarando ahora que él simplemente se encontraba en la calle como cual cachorro abandonado en una selva. El rubio sabía a que se dedicaba el otro desde que dijo a modo de tapadera en el callejón que había solicitado su servicio. En aquel momento pensó que era una broma o una buena tapadera dentro de lo que cabía, sin embargo, era cierto. –Estoy aquí porque hace unos días ya, me escape de casa de mi padre. No quiero volver, así que… vivo en la calle –añadió mientras cruzaban la carretera pese a tocarles esperar a ellos dos. Sin embargo, los coches paraban a su paso para verlos andar frente a ellos.

Al de poco, tras cruzar un par de calles y algún que otro cruce, un local de rojizas y potentes luces, así como con un ajetreo para de personas que entraban y salían de él lo hacia destacar del resto. Saito no supo muy bien que debía de hacerse dentro. Aun así, se les veía a todos un tanto “animados” (por las drogas y alcohol).
-Eh!? –salió de sus pensamientos ante la repentina oferta de acompañarlo dentro. Le miro a los ojos, y, encontrándose con aquella media sonrisa no hizo otra cosa que asentir con otra. La suya un pelín tímida pero linda e inocente como él resultaba ser.
Además, Saito no iba a separarse de Ryu en aquel lugar en el que había más gente. Si ya en un callejón le habían perseguido tres tipos, a saber cuantos intentarían cazarlo en medio de aquel lugar. – ¿Que hay ahí adentro, Ryu? La gente parece pasárselo bien… -pregunto mientras iba a su lado y giraba la cabeza mientras caminaba hacia delante, observando a un sujeto que iba acompañado de dos mujeres, yendo él en medio.


OFF; Gracias por ser tan paciente conmigo. Estuve ocupada por los examenes u.u
avatar
Saito

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 31/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Ryu Asakura el Miér Feb 22, 2012 1:52 am

Al oir el nombre ajeno le mencionó en susurro, de tal manera no se le olvidaría más además de que no podría olvidarlo aunque quisiera, no siendo el otro un chico tan bien visto. Volvió a mirarle con atención oyendo las respuestas dadas, pensando en que de ser "compañeros" el otro de seguro tendría más clientela, si, ciertamente tendría mayor éxito pero al oir esa negativa se tornó levemente sorprendido. - ¿y por que estabas en la calle? -refiriéndose a que por qué dormía en ese sector - ¿vagas? -preguntó mostrando su curiosidad, guardó sus cigarros y rió por el siguiente comentario. - hey Saito~ no te preocupes, de morir no será por esto... - señala su cigarrillo y le mueve aún entre sus labios. -... eres un buen chico eh? - comentó calmado y siguiendo su andar, le extrañaba en cierta manera el contrario debido a que no suele frecuentar personas parecidas.

- ummmm la calle no es sitio para vivir... podrían asesinarte solo por gusto... - borró esa sonrisa en su faz y mirando adelante, calaba hondo de su cigarro y tras unos segundos liberaba el humo. - ... o incluso más adelante entrarás al negocio... la necesidad es más fuerte... -mira de reojo al rubio. - nunca se sabe~ incluso hasta yo podría ser tu "Hermano" algún día...- o proxeneta siendo precisos, ante esa idea Asakura rió levemente, ya a muchos ha metido a la prostitución tal cual como ingresó él mismo. Ya estando más avanzados, Ryu guarda un poco de silencio sin detener su paso mirando a aquel trío que se tambaleaba un resto, esperó a que no le oyeran hablar y es entonces cuando le dedica palabra al otro. - ese es un burdel... ¿sabes lo que es?... allí la gente va a disfrutar siempre y cuando tengan con que solventarse... -le guiña un ojo al otro - nadie trabaja de gratis ¿no? - siguió caminando y ya era cosa de unos escasos segundos para llegar a la entrada.

Un sujeto, de la nada se acerca a Ryu y Saito, les mira con descaro y como conocía al demonio de antemano se le echa encima debido a su ebriedad, se apoya en el pecho de Asakura y balbucea algo que curiosamente Ryu entendió. - no te equivoques~ él no es de aquí... ¿acaso no ves que es un chico decente? -sonriente mira a Saito y regresa la vista al tipo, pero le mira muy mal y le empuja separándole del pelivioleta, le desagradaba tal confianza. - solo encárgate de tus cosas... - modificó el humor de Ryu, incluso tiró su cigarro siendo que aún no era necesario. - espero no me jodas ¿entendido? -miró fijamente a ese hombre quien asintió y como pudo se retiró a un lugar cerca del destino de Ryu. Suspiró levemente molesto, mas retomó su andar estando finalmente en la entrada y le dice a su "damisela". - No te alejes de mi y no habrá problemas... - dicho eso ingresa al local donde una luz rojiza bañaba el lugar. La música ahora era electrónica, pasando a algo de pop y no faltando la canción estilo Drag Queen.

El mayor miró a quienes estaban en esa primera sala, donde mesas para no mas de cuatro personas estaban plenamente llenas, al costado una especie de bar donde daban el servicio alcohólico y bien al fondo unas vitrinas bien especiales. En ellas, mujeres eran exhibidas ligeras de ropa para el "consumo" del mejor postor, Ryu saludó a una rubia voluptuosa y ella gritó un Hola bien marcado. Tras ello, caminó entre las mesas pensando en que le seguía el chico. Esquivó a unos que iban y otros que venían, su meta era la escalera al costado derecho del recinto. - oye... ¿crees que es muy ruidoso? -mira levemente al otro, pero estaba mas pendiente de seguir su camino sin tropiezos. - en el último piso necesitan gente... ¿te gustaría trabajar? - dejando ambas manos en sus bolsillos, moviendo ligeramente su cabeza al ritmo de la música, haciendo algo difícil oir con claridad al otro pero a medida que se acercaba a la escalera el sonido se hacía menos fuerte.

_________________


Ava y Firma hechos por my Puppy-chan (Kira-chan)~♥️ -le tira galletas-

Spoiler:






avatar
Ryu Asakura

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 09/11/2011
Edad : 31
Localización : Jodiendo el algún lugar~

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/kn.yu

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Saito el Dom Mar 04, 2012 11:25 am

No entendió mucho lo que quiso decir cuando mencionó lo de poder ser tu “Hermano”, aunque el inocente Saito lo relacionó con que él sería su protector y su nueva familia. Tal vez… el menor no andaba muy desviado de la finalidad del pelivioleta.

Cuando le respondió Ryu, habiendo negado a su pregunta de si sabia qué era un burdel, se hizo a la idea de que seria algún tipo de local en el que la gente se reunían y pasaban el rato juntos de juerga. No era tan tonto como para no saber que lo mas seguro es que allí la gente bebiera alcohol e incluso pusieran música, y bueno, creyó entender muy por encima aquello a lo que se refirió respecto a las personas que no trabajaban gratis. Sus días en la calle le habían servido para aprender mucho en muy poco tiempo. Ver tanto a varones como féminas escasos de ropa patrullando las calles que peor pintas tenían a ojos del rubio, y sabiendo por propia experiencia que había gente que pagaba por follar, sabia cual era a lo que se dedicaba. Al menos eso deducía, puesto que le resultaba muy difícil creer que en verdad fueran ellos y ellas quienes se ofrecieran a la gente. Su caso no resultó así.

Entonces, al poco de entrar en aquel lugar un tipo se acercó a ambos. Saito no entendía que era lo que ese sujeto balbuceaba, y las respuestas y comentarios de Ryu no le desvelaban gran cosa. Por un momento se encontró fuera de sí sin saber que hacer o que decir. Tan siquiera sabia siquiera si se encontraba asustado, nervioso o qué. Estaba completamente en blanco. Ni más ni menos. Tan solo supo qué hacer cuando Ryu volvió a andar hacia el local, y lo que hizo, obviamente fue seguirlo como cual perrito.

Una vez dentro la oscuridad se acentuó, la música apareció hasta el punto de envolver a todos y de pronto el joven se encontró rodeado de gente y más gente por todas partes. Con tanta gente que le sacaba de media a dos cabezas no alcanzaba a ver más que las luces de colores en movimiento, alguno rostros de pasadas y la constante silueta que tan bien se movía por aquel lugar a la que no procuraba perder de vista.

-Sí –asintió en un primer momento con normalidad, pero al no escuchar ni él mismo su propia voz gritó; -Sí, sí –respondió incluso a la pregunta que prosiguió a aquella primera sin haber oído tan siquiera que dijo. Saito se limitó a seguir a Ryu hasta el piso de arriba. –Por fin… -suspiró una vez dejaron la música un tanto atrás, pudiendo hablar sin alzar la voz hasta el punto de gritar. Eso, y que no había tanta gente. –Era agobiante ese sitio… -prosiguió comentando el rubio ya mas “relajado” por no verse entre tanto desconocido. -¿Qué hay aquí Ryu? –quiso saber una vez llegaron al piso de arriba, encontrándose en un pasillo que se extendía de lado a lado y que poseía numerosas puertas. Algunas de ellas con un cartelito colgando del pomo. –Esto no se parece mucho a lo de abajo. ¿Es algo así como una sala de descanso? –preguntó.
Antes de que el contrario pudiera responderle nada, un tipo un tando demacrado a pesar de no pasar de los treinta y de pintas de chulo putas salió de una de las piertas subiendose la fragueta en un pronunciado gesto. Saito se lo quedo mirando temeroso al sentir la mirada del contrario. Una mirada que parecia desnudarlo. Mientras el sujeto este caminaba hacia ellos, hacia las escaleras, no quito el ojo al paralizado, timido, nervioso y temeroso muchacho de tan puro aspecto.
avatar
Saito

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 31/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Ryu Asakura el Vie Abr 13, 2012 4:54 pm

Sus pasos fueron raido ara as salir finalmente de la cargada atmosfera del piso inferior, luego de ello, sostuvo un paso ya mas sereno, teniendo en cuenta que d por si Asakura caminaba mucho mas rápido que su acompañante. - ¿Mas aliviado Saito? - dijo sin voltear a verle aun, mantenía sus pasos por el lugar. Sonrió ante la ingenuidad de su pregunta, tomándose algo de tiempo para responderle. Pero antes siquiera de hacerlo, la respuesta fue vidente ante la aparición de u sujeto que ya había finalizado su “sesión”. Ryu estuvo pendiente de ese sujeto, adopto una postura mejor pero no detuvo su caminar, si a ese individuo se le ocurría tocar a su ahora protegido, se las vería con el lado oscuro del demonio. Afilo la mirada, serio por completo y para fortuna ajena no se acerco al muchacho, claro, le hizo de todo con tan solo verle, pero ¿Quién no lo haría ante semejante espécimen?

Al acabar ese capitulo, llego hasta la puerta donde Ryu deseaba ir, deteniéndose frente a esta y aguardando al muchacho – Aquí arriba es la segunda etapa del trabajo… -comento relajado también- ¿Se te ocurre a que se bien por aquí? – se ladeo ara así verle mejor, hasta que ambos estuvieron parados cercanos a esa puertas que, en letras grandes, indicaban el nombre de su ocupante recurrente. – Esa es mi oficina… -sonrió divertido al decirlo, era obvio que se entendía como a de ser. Abre la puerta que no estaba asegurada, deja así el espacio necesario para el ingreso del otro- adelante… -menciona en un tono amable, pero con un expresión lejos de querer serlo.

Aguarda a que entre el otro, pero, solo cierra la puerta tras de si sin mayor preparativo para la privacidad, avanza un poco mas y caminado tras Saito- ¿Te gusta el lugar?, lamentablemente no pude decorarlo por mi cuenta… -cuando ya esa cerca al otro, le abraza por atrás posicionándose a su costado. Deja la mano libre en su propia cadera y se inclina ya que el rubio era mas bajo que el oji-azul. Ladea su rostro dedicándole al otro una pequeña sonrisa- Saito… -se relame tenuemente para luego colocarse frente a frente con el muchacho. - ¿Necesitas empleo? –vuelve a abrazarle pero esta vez le toma por la cintura y e acerca bastante, omitiendo la necesidad del espacio personal.- puedo brindarte trabajo estable, casa, comida, libertad…Todo lo que desees… solo que bajo una condición… nada mas que una…- su mirada se torna traviesa ahora, sonriendo suave y con evidente maldad en lo que planeaba decirle y obviamente hacerle, pero Ryu es sereno, no se apresura en lo que debe o no debe hacer.
aspecto cuarto:


Última edición por Ryu Asakura el Jue Mayo 31, 2012 12:27 am, editado 1 vez

_________________


Ava y Firma hechos por my Puppy-chan (Kira-chan)~♥️ -le tira galletas-

Spoiler:






avatar
Ryu Asakura

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 09/11/2011
Edad : 31
Localización : Jodiendo el algún lugar~

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/kn.yu

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Saito el Dom Mayo 13, 2012 12:07 pm

Aquel hombre no dejó de mirarlo como lo habían hecho los clientes que su padre traía a casa para manciparlo. Lo miraban y usaban como a un objeto de usar y tirar, un objeto con el que obtener placer. Nada más que eso, una “cosa”. Por lo que, al marcharse y continuar caminando tras su compañero, la presencia de éste le tranquilizaba. Tal vez por haberle salvado en aquel callejón no dejaba de verlo como alguien amable, bondadoso y noble aun por su profesión. A pesar de ser nuevo en eso de vivir en la calle, sabía lo difícil y duro que resultaba, por lo que lo veía como un buen hombre en quien confiar aun sin saber a que se dedicaba el contrario. Tan solo creía que era alguien como él de quien habían abusado sin control.

-La segunda parte… ¿Cuál es la primera? –pregunto con su linda carita inocente, negando con la cabeza al preguntarle a continuación a que se iba por ahí. Demasiado inocente y demasiado desconocedor del mundo tras tanto tiempo encerrado en aquella casa a la que llamaba hogar y que se convirtió en su infierno.

Siguieron andando un poco mas por el silencioso pasillo (está insonorizado) hasta llegar a una puerta con el nombre del contrario. Al presentarla como su oficina sonrió y nada mas abrirle la puerta y pedirle que entrara entró.

Saito, fascinado por aquella primera imagen del salón nada mas entrar se quedó sin palabras, caminando a pequeños pasos hacia delante del piso. O como el lo había llamado, “oficina”. –Es genial… -dijo asombrado, pues nunca antes había visto un sitio así en primera persona. –Comparado con cualquier cosa que haya visto esto es lo mejor… -confesó no muy consciente, tanto que no se percató del acercamiento de Ryu. El rubio miraba al frente un poco abobado ante tales comodidades. Entonces, el pelilargo lo saca de su ensimismamiento cuando lo colocó frente a él y le preguntó si necesitaba trabajo, sintiendo la proximidad del contrario sin decir nada. Al fin y al cabo… ¿había pasado por lo mismo que él no?, se decía. Por esa razón, no le veía capaz de hacerle algo así. –Si, lo necesito. No quiero vivir más en la calle… -le respondió. El contrario, tras su respuesta, empezó a brindarle mucho más de lo que había previsto obtener viviendo fuera del infierno que era su hogar. – ¿Cual…cuál es esa condición…? –quiso saber con cierto nerviosismo en sus brillantes ojos ilusionados.

Conocer a aquel hombre le estaba cambiando la vida totalmente, e incluso le estaba cogiendo confianza y cariño por lo que se estaba preocupando por él, que no era mas que un desconocido salido de la calle. De la nada.

Sin parecer importarle la proximidad de aquel en quien tanto confiaba en este mundo, ahora que no conocía a nadie más que a éste, lo miraba a los ojos con deseos de saber de que se trataba aquella condición.

-La aceptaré… sea cual sea la aceptaré… No quiero volver a estar en la calle… No otra vez solo… -empezó a decir en una voz un tanto susurrante y por tanto, en su persona, erótica, mientras lo miraba a los ojos directamente.

El miedo por no volver a vagar por esas calles llenas de peligro en cualquier esquina… ¿le estaría llevando a su perdición al aceptar a ciegas aquella condición?



Off; siento mucho, mucho, muchiiiiiiisimo el retraso u.u He estado hasta arriba de cosas que hacer con esto de selectividad acercandose cada dia un poco mas como el tiburón de la pelicula (escuchando la banda sonora de tiburon en cada esquina ¿? WTF!! ) Espero que me perdones y podamos continuar con el tema.
avatar
Saito

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 31/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Ryu Asakura el Jue Jun 14, 2012 11:21 am

No le respondió a algunas cosas, solo moviendo la cabeza asintiendo pero más nada, su faz se mantuvo sin mucho cambio casi en todo momento, teniendo ese aire travieso ya tan común en Ryu, pero al parecer el contrario no lo veía como un posible peligro. La opinión del menor ante aquel cuarto, le agradó, pero más por la forma en que lo dijo que las palabras mismas. - Que bueno que te guste - musitó bajo, mientras cerraba su mirada un instante y luego volver a mirar al contrario. Para cuando escucha esa respuesta, ya iba urdiendo sus planes, obvio, al ser un demonio eran pocas las cosas que necesitara con certeza.

Dejó su mirada fija en los ojos de Saito, entreabrió los labios tomándose su tiempo antes de decir palabra alguna, colocando la palma de la zurda en el hombro del otro y apretando leve la zona. - ¿Aceptar sin conocer?, es algo valiente de tu parte - se inclinó hacia el - pero si es ese tu deseo, no volver a vivir entre las míseras y solitarias calles... yo lo haré realidad - confiado en sus palabras -la condición para eso, es que debes ser mio con todo lo que ello implique - la diestra se acerca a la boca propia pasando sus dedos por los labiales. - ¿Entiendes lo que significa pertenecer a alguien? - no siendo totalmente claro probablemente, ser de otro no era algo superficial, conllevaba muchas cosas.

La mano de Ryu fué bajando de ese hombro por el brazo del chico, siendo un agarre firme y posteriormente quedar en parte de la espalda, cerca de la mitad de su extensión dejando con ligereza su palma. Mientras que la otra mano bajó hasta posicionarse en la cintura del menor, aprisionándole y juntándose aún más con su persona. Lo que Saito no sabía aún, era que estaba cercano a pactar con el demonio, un pacto infernal no se rompe casi nunca, la condicionante para deshacerle es que se anule debido al incumplimiento del mismo.

Volvió a tomar la palabra - Saito, ¿estás dispuesto a pagar el precio por cumplir tu ideal? - formuló la pregunta en un tono más formal, más galante.- una vez dada mi palabra, jamás he de alejarme -con el mismo tono. Después, acaba por eliminar la distancia entre ambos y sin dejar que el rubio responda, Asakura sella sus labios con un beso, siendo al inicio algo suave, mas no podría estar contento o completo con ello. Sube nuevamente la zurda hasta que queda en el pecho del otro, acaricia mientras sigue subiendo y queda finalmente en el cuello y cercano al mentón de aquel. Con el pulgar, presiona la barbilla y le baja para forzar a que abra la boca y deje paso a que esa unión se profundice, teniendo un deseo aún más profundo por esa boca y por sobre todo por el chico aquel. Se separa unos cortos centímetros, deslizando la lengua por entre los labios y respirándole aún cercano para poder oír alguna palabra de su parte.

Dió unos pasos forzando al contrario a caminar, acercándose a aquella mesa negra y baja, pasando de largo aquel sillón de cuero y logrando hacer que el otro chocara con la mesa. No siendo muy fuerte aquello, pero sin darle demasiado espacio para luego con un ligero movimiento empujarle, separándose así del contrario quien quedaría sobre aquel mueble. Ryu no dejaba de verle, se mantuvo unos momentos inmóvil, analizando la postura adoptada por aquel inocente humano.

_________________


Ava y Firma hechos por my Puppy-chan (Kira-chan)~♥️ -le tira galletas-

Spoiler:






avatar
Ryu Asakura

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 09/11/2011
Edad : 31
Localización : Jodiendo el algún lugar~

Ver perfil de usuario http://www.facebook.com/kn.yu

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Saito el Dom Jun 17, 2012 5:51 am

El rubio no dejaba de devolver la mirada al contrario de forma urgente por que no cambiara de idea el contrario. No quería volver a pasar ni un día más en la calle. Había sufrido demasiado durante los días que estuvo fuera, vagando por esas calles; no había comido nada decente, y lo que comía era aquello que parecía aun comestible de la basura. Por las noches no dormía apenas por los extraños sonidos que lo despertaban, ya fuera un pitido lejano de un coche como el corretear de una rata. No dejaba de huir de unas y otras personas, y de no ser esa noche por aquel hombre, de seguro que su suerte se hubiera acabado en aquel momento al no poder darles esquinazo como al resto. Y bueno… por esto y más, quería poder estar con alguien que lo protegiera, estar en algún lugar en el que sentirse seguro y si se podía, poder llamarlo incluso hogar. Todo esto ese hombre que estaba con él se lo estaba ofreciendo.
Eso era el motivo por el que el rubio aceptó incluso antes de que le dijera siquiera en que consistía aquella condición.
-Me da igual… No quiero volver… -le dijo tras aquel “halago” en una voz débil, mirándolo de la misma forma que un cachorrito abandonado asustado por lo vivido. Sus manos se cerraron nerviosas por la condición. Estaba preparado para lo que fuera, tareas de casa, ponerse a trabajar… Entonces, al escuchar la condición de ser suyo lo miró con sorpresa. Asintió entrecortadamente cuando le preguntó si sabia que significaba ese termino de ser suyo. Demasiadas veces había oído decir a los que pagaban a su padre para violarlo aquello de; “eres mío…”. Tenia ese concepto demasiado bien grabado en la cerbeza, por lo que, al recordarlo, sus ojos, de forma inconsciente, humedecieron casi al instante sin llorar, mostrando sus mejillas ligeramente rojitas. Apartó la mirada al suelo, al hueco que había entre ambos, o al menos hasta que el contrario lo acercó mas hacia él, haciéndolo prisionero de aquellos brazos.
Lo miró de golpe al oírle decir su nombre, así como formularle aquella pregunta de una forma que lo hipnotizó en cierto modo. Caía a los pies de cualquiera que pareciera tratarlo con dulzura y buenas formas, y en aquel momento, pese a la condición de ser suyo sabiendo lo que aquello era (aunque podía equivocarse pues lo asimilaba con violaciones constantes y frías), cayendo en la cuenta de que iba a ser de aquel “buen hombre”, no le importó. Era el primero en mucho tiempo que lo trataba bien, que se preocupaba por el e incluso de algún modo, lo defendía. Aquel rubio, aunque no sabía que era aquel hombre, lo tenía como su héroe.
Cuando fue a abrir la boca para asentir, el contrario le tapó la boca con sus labios, sellándolos de una forma silenciosa. Saito abrió los ojos por aquello tan inesperado, removiéndose para intentar escaparse de él, pero poco después acabó por dejarse llevar cuando el otro acarició su pecho y, haciéndose con su barbilla le abrió la boca. Era muy suyo para esas cosas, y aunque le gustara aquel hombre por como era con él, era reacio a ofrecerse él mismo a nadie. Tantos años forzado le habían hecho perder confianza, no sabiendo que hacer en esos momentos más que dejarse hacer o seguir las órdenes de otros a su gusto.
-Mmh… Ryu, yo… a-acepto… -dijo cuando el besó terminó, lamiéndole el otro los labios. Con pasos algo torpes sus pies caminaron de espaldas hasta que se chocaron sus piernas con la mesita de aquella sala, cayendo sobre ésta tras ser empujado sin verlo venir. El rubio, con aquel rostro ligeramente sonrojado por el atrevimiento del contrario, así como con sus labios húmedos y su respiración un tanto acelerada por el beso y el empujón, así como por lo nervioso que estaba ante lo que podía pasar, se veía realmente sexy. Además, la amplia camiseta, que le quedaba grande, se le deslizó suavemente por uno de sus hombros, desabrochándose un par de botones tras ser empujado. Uno de sus rosados pezones se asomaba con timidez, dejando verse parte de aquel torso tan plano, blanco y marcado por los últimos hombres que le habían tomado antes de huir de casa de su padre. Saito, con una mano, intento taparse con aquella desgastada camisa nuevamente el pecho. Su mirada no iba a la del contrario, sino a un lado del suelo, al menos no hasta que lo vio contemplándolo un momento al ver que el pelilargo no se abalanzaba desesperado y bruto hacia aquel cuerpo del menor.
avatar
Saito

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 31/12/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ~Algo inesperado tras el festejo nocturno~

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.