Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Dom Dic 14, 2014 9:36 pm.

Feel the Pleasure on your Skin~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Mar Mar 27, 2012 12:54 am

Volaba sin rumbo por los rascacielos de la ciudad, aquel rubio vestido de una manera un tanto casual con una banda de color purpura sobre su frente, cubriendo la gran mayoría de sus cabellos aunque eso no evitaba la caída sobre la misma, mantenía una sonrisa leve en todo momento, miraba detenidamente las luces de Tasogare, había bastante actividad nocturna en la ciudad, por un lado le encantaba, ya que nunca antes había llegado a lugares tan divertidos como lo era tal lugar.

Morty buscaba algo de diversión, atender un café y cumplir su trabajo como ángel de la muerte no era tan aburrido, pero aún así necesitaba distraerse un poco, por el momento no había nadie pendiente a ser asesinado, ésto quería decir que tendría una noche libre. Seguía volando sin perder la gracia en el aire, el enorme par de alas que lo mantenían volando brillaba con una leve tonalidad violácea sobre el color negro de la gran mayoría de plumas. Todo ángel de la muerte necesita de una guadaña, tal arma permanecía bajo la inusual transformación de la clásica bufanda rodeando el cuello del rubio ojipurpura.

A pesar de las reglas con las que un ángel tiene que lidiar Morty es algo diferente en esas cuestiones, ya que posee una libertad superior a los demás puede divertirse con algo de sexo ocasional, quién sabe; talvez aquella noche encontraría diversión, era dudable pero no podía descartar aquella pequeña posibilidad, se sonrojó un poco al pensar en eso, no era una mente pura del todo.

Llegó un momento en el que finalmente Morty decidió bajar a tierra despojándose de sus alas momentáneamente cayendo en picada hacia un par de edificios, saldría con vida, estaba seguro de eso. Así fue como las alas oscuras surgieron segundos antes del impacto que seguramente dañaría su cuerpo y le provocaría un indeseable y enorme dolor, logrando crear una onda de aire, para poder detener aquella caída.

Respiró tranquilamente al estar bien, pocos segundos pasaron para que el rubio comenzara a caminar hacia lo que parecía ser una especie de discoteca, no tenía unos zapatos para bailar, al contrario, tenía algo más cómodo y favorable a la hora de bailar en la pista. Al entrar, varios tipos lo miraron con cara de pocos amigos, sin embargo, no le importó en absoluto, no iba a ser alagado por los otros, si no a bailar un rato, o quizás un par de horas talvez...


Música dentro de la disco: http://www.youtube.com/watch?v=EXmovQ5igRc
La música dentro de aquel enorme edificio resonaba en las paredes del lugar por la potencia sonora del equipo de sonido, era bastante divertido estar ahí. Una enorme sonrisa apareció en el rostro de Morty, quien sin dudarlo comenzó a bailar, avanzando de manera inconsciente por la pista, la cual brillaba por la iluminación de diferentes recuadros, éstos con colores llamativos, además de aquella esfera tipo disco girando sobre la multitud.

Era un ritmo bastante acelerado, pero eso era lo divertido, bailaba de una forma bastante provocativa, sin un fin alguno, ya que sólo se divertía a sí mismo, poco después subió a una de las barras, apoyándose en uno de los tubos, sosteniéndose del mismo para bailar con ese rápido ritmo similar a como un striper lo haría. Que sucedería aquella noche?


Última edición por Morty el Sáb Abr 07, 2012 12:55 pm, editado 1 vez
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Sáb Abr 07, 2012 8:45 am

Shideon tenía la noche libre, y tras unos días de los más ajetreados debido a sus sucesivos negocios, decidió regodearse entre los vivos. Arrebatar tantas vidas, escuchando solamente las suplicas de los que eran sus objetivos, se volvía monótono y aburrido si al final no se salía de la rutina. La vida de asesino a sueldo, verdugo, psicópata o como coño quisiera llamarlo la gente que le investigaba… resultaba solitaria y poco emocionante si, aparte de matar, cumplir tus pedidos y buscarte algunos líos para dar emoción a tu vida entre otros, no te divertías en condiciones. La reputación del vampiro se había forjado noche tras noche, muerte tras muerte, en aquella ciudad llena de actividad. Todo aquel que supiera de los negocios turbios, desde el iniciado hasta el más veterano, sabia quien era ese tal Shideon. De ahí que, aquella noche, el moreno fuera el rey de la fiesta, el cliente vip de la discoteca.

En la planta de arriba, recostado en un gran sillón de alto respaldo y cómodo relleno, el moreno observaba el ambiente de abajo junto a unas prostitutas que el propio dueño del local le había proporcionado. Su fama, su reputación, su reconocimiento como alguien temible era el que, tras gozosas noches de torturas y sexo con sus victimas, le hacían tener aquel privilegio fuera a donde fuera. Al menos, entre sus reconocidos… como era aquel dueño.
Pancha y varonilmente sentado en su “trono” (con las piernas abiertas casi de par en par), copa en mano, miraba a cada uno de los de ahí abajo. Las féminas que tenia a su alrededor tan ligeras de ropa, si en algún momento quería algo de ellas, ya lo tenia asegurado. Lo que quería era fichar a sus futuras presas… Quería más.
A pesar de obedecer todas y cada una de las peticiones del moreno, tratándole como su amo y señor, su mas exigente cliente imposible de satisfacer por cerca se le pusieran los pechos, se tocaran, le provocaran con su erótica voz… Nada, el vampiro estaba a lo suyo. Aunque… no por esa razón Shideon no se aprovechaba de las jóvenes muchachas que allí tenía cuando se aburría de buscar algún espécimen interesante que poder degustar aquella noche.

Cuando vio a aquel rubio bailar en la barra, indiferente a las miradas del resto como si nada, como si tan solo estuviera él y nadie más, Shideon esbozo una inspiradora y perversa media mirada. Apartó a la puta que tenia sentada entre sus abiertas piernas con brusquedad, siendo cogida ésta por sus compañeras. El moreno se reclinó hacia delante, observando a aquel tipo un rato mas hasta que, a su señal, indico a dos gorilas de la disco que queria que le subieran a la zona de arriba…
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 07, 2012 12:55 pm

Dentro de aquella discoteca, el ambiente parecía ser bastante bueno, no tenía preocupación alguna en mente a la hora de perderse en medio de un baile algo rápido y probablemente erótico sin mover un centímetro fuera de aquel metal donde se sostenía. Era un movimiento enfocado más en las caderas y piernas que cualquier otro, aunque eso no evitaba mover de vez en cuando los brazos. Una expresión feliz permanecía dibujada en su rostro; había pasado demasiado tiempo desde que no podía divertirse de esa manera, pero sabía que nada era para siempre -a excepción de él quizás-

Y hablando de tiempo... era curioso que pasaba de una manera increíblemente lenta para él, en ningún segundo dejó de mover su cuerpo, le parecía excelente que todos bailaran al son de aquella melodía. Pero de alguna manera un olor bastante diferente entró en su nariz, consciente de ello; su sonrisa se borró en cuestión de segundos al percatarse de la presencia Vampirica de algún tipo, no obstante no sabía en donde se encontraba, o dónde podría encontrarlo. Por ende, no tenía la menor idea. Sin embargo, luchar o no era la verdadera incógnita, bien podía asesinar a todos los presentes por el simple hecho de tener un alma impura o bien por haber cometido algún suceso inperdonable, cosa que no dudaba en ningún momento.

Aparentar ser inofensivo era una virtud para Morty, quien solo observaba sin detener su cuerpo ante la canción dentro del enorme local. «Que mala suerte... parece que no tengo otra opción» Pensó y justamente en ese momento la música había terminado, para su mala suerte un par de gorilas se acercaron lo suficiente como para llegar al punto de poder invadir su espacio personal. Ahora con el sonido de las múltiples voces dentro de la discoteca tenía algo de desventaja, ya que si llamaba la atención de todo mundo se volvería problemático.

Suspiró colocando ambas manos en cada costado ubicado en su cintura, intentando mostrar algo de inconformidad ante el par de tipos delante de sí.
-Lo lamento, pero me niego rotundamente a ir si ustedes me llevan- Musitó sonriendo, y entonces uno de los hombres se tiró sobre él. Era obvio el resultado; aquel tipo impactó en la barra. Morty emprendió un enorme salto, llevándolo al segundo piso por su cuenta.

Se sentía observado, pero no se tomaba la molestia de descubrir la identidad del acosador. Su bufanda se movía lentamente por la leve ventisca que había provocado, ordenó correctamente la banda en su cabeza, llegando a cubrir uno de sus ojos violáceos. Entonces comenzó con la búsqueda de aquel ser inusual, esperando lo peor, disimulando aquel sentimiento con una sonrisa divertida, la cual mostraba su blanca dentadura.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Dom Abr 08, 2012 7:26 am

El vampiro observó con aquella perversa media sonrisa suya, cómo aquellos dos gorilas se le acercaban y le ordenaban al rubio que les acompañara. Al verle adoptar una pose de disconformidad, el moreno no pudo evitar sentir más curiosidad por él. No sabía que demonios tenía ese chico que no tenía el resto, de ahí que no le perdía de vista. Incluso cuando saltó y llego al segundo le seguía con la mirada, volviéndose a recostar contra el alto respaldo de su sillón.
Esos estúpidos simios sin cerebro que había mandado traer al chico, de algún modo u otro, lo habían hecho. Aunque… realmente, había sido la presa quien se había metido en la guarida del lobo sin quererlo. Y no ahora, sino desde el momento en que entro por la puerta de la discoteca.

La segunda planta se encontraba desierta a excepción del vampiro y sus entretenimientos (las prostitutas), quienes se encontraban situadas en torno a él, así como yendo y viniendo de un lado a otro o excitándose las unas o las otras, o entre los propio varones que por ahí también había. Era una planta completamente diferente a la que había abajo. Sexo, drogas y alcohol era lo que había ahí. La lujuria, el placer, la pasión, la perversión, el descontrol, el erotismo… era lo que ahí arriba, a pocos metros de los humanos que bailaban bajo ellos, reinaba por orden y deseo del vampiro.

Shideon miraba con gracia al recién llegado desde la oscuridad, rodeado con semidesnudas humanas, algunas de las cuales escondían tímidas sus cuerpos diez tras el sillón, teniendo incluso a dos medio tendidas sobre sus pies, liándose entre ellas. Cuando sus miradas se cruzaron, éste, ensanchó su perversa sonrisa, enseñando sus colmillos. Éstos aun estaban plegados, pero aun así se los veía afilados y peligrosos. Ahora que estaba mas a su vista pese a la escasa luz que ahí había en comparación con el piso de abajo, siendo la estancia alumbrada con una rojiza luz, el vampiro supo el que era eso que le diferenciaba del resto de mortales insignificantes de abajo. Era un ángel…

-Vaya, vaya… nunca me hubiera creído que seres como vosotros bajabais a estos sitios… -sonrió mas ampliamente, burlón, rasgando sus ojos mientras seguía mirándole fijamente -¿Qué tal tu búsqueda por ahora…? ¿Has encontrado a alguien que sepa darte por detrás como TU Dios manda? –rió suavemente, llevándose la copa a los labios. Dio un trago y tiró el resto del contenido, hielos incluidos, sobre las dos féminas que tenia a su piel enzarzada lascivamente. Ante esto, las dos mujeres alzaron la vista lujuriosas, se miraron y sonrieron con picardía. A una orden visual del moreno se levantaron y, húmedas, se acercaron como dos felinas hacia el rubio, poniéndose cada una a cada lado del contrario. –Hoy me encuentras con humor “angelito”, –decía en un tono despectivo, burlón- dejaré, si quieres, que te estrenes con alguna de esas furcias –le ofreció, como si le ofreciera unirse a una partida de cartas, mientras se le acercaban las dos mujeres para seducirlo. Para él, esas personas, y todas las del mundo en general, no eran más que sacos andantes de sangre u objetos de placer. Nada más.

-Si… Pruébanos…
-Haremos lo que quieras… cumpliremos tus fantasías… -le dijeron melosas, lamiéndole la oreja esta ultima.

Shideon, sentado todavia en su sillón, seguia miraba al contrario con interés. Interes por su reaccion con las mujeres, por su actitud ante él, por su físico, por ese espiritu que, invisible para los simples mortales, le diferenciaba de la muchedumbre...
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Dom Abr 08, 2012 2:28 pm

Definitivamente había un vampiro dentro de edificio, el problema era encontrarlo entre la multitud, quienes no tardaron absolutamente nada en poner más música dentro del club. Se movía lentamente a comparación de sus movimientos anteriores sobre la barra. Mantuvo esa sonrisa en todo momento, sus ojos seguían buscando cualquier rastro del vampiro, y sin cambiar el angulo de su cuerpo, lo que daba una especie de desventaja a la hora de encontrarlo.

Sería algo difícil encontrarlo -si es que aquel se encontraba en la planta baja del lugar- El sonido electrónico resonar en sus oídos era agradable, siendo un ángel de la muerte no tenía tiempo suficiente para disfrutar de aquellos escenarios todos los días.

Sin embargo, un profundo hedor, que a su vez era repugnante para la nariz del ángel, lo obligó a girar lentamente; podía ver claramente la silueta de un hombre sonriendo alrededor de una especie de Harem... era algo incómodo para él tener que observar escenas tan desagradables. Aquellas almas tendrían que ir al Infierno, definitivamente no había pureza alguna dentro de sus cuerpos, probablemente terminarían como su-cubos e in-cubos -Claro, sí es que tienen suerte-.

Entonces el área se vio envuelta en una luz rojiza, la cual por razones obvias iluminaba tanto la zona superior como la inferior. Ésta vez no prestó mucha atención al baile ajeno, prefería concentrare en su trabajo, no creía que sería molestado aquella noche. Cruzó ambos brazos, adornando su rostro con una sonrisa leve y una mirada aburrida -sus cejas no podían verse debido a la banda en su frente-.


-Digamos que yo no voy al cielo por cuestiones obvias...- Musitó a medida en la que esa sonrisa crecía lentamente, debido a las palabras ajenas, era bastante divertido tener a un vampiro en aquella posición dominante. -Podría decir que mi búsqueda iba excelente hasta hace unos momentos... Sin embargo; Aclaro que yo no sirvo órdenes de lo que tú llamas Dios desde hace siglos- Exclamó para ser escuchado con esa última frase, sin dejar esa sonrisa en su rostro.

No obstante esa sonrisa se vio arruinada al ser cambiada por un rostro completamente serio, al ver como derramaba aquel liquido sobre las prostitutas. Entrecerró la mirada en un gesto de repulsión ante ese par, era algo degradante. Un brillo violáceo fue emitido desde sus ojos, para después observar a aquel vampiro, mientras las mujeres se colocaban a sus costados.
-Para tu mala suerte, te has topado con el ángel equivocado. No soy un ángel común y corriente, mucho menos uno caído- Murmuró un poco molesto, estaba siendo subestimado.

Era hora de cumplir con su obligación dentro del mundo, aquella con la que había nacido desde un principio: tomar la vida de los seres que carecían de un objetivo concreto a la hora de existir.

Cuando una de las mujeres lamió su oreja, aquel Morty se esfumó por así decirlo, desvaneciéndose rápidamente, quedando un par de metros más alejado. Pero... sorpresa era que no tenía una bufanda en su cuello, aquel "accesorio" escondía un enorme uso. Ahora su guadaña era empuñada por él, todo sucedió en unas décimas de pequeños segundos, con un movimiento rápido terminó cortando los cuerpos ajenos, sin mostrar expresión alguna en su rostro.

Los cuerpos yacían sin vida, el alma había sido absorbida por aquella arma sobrenatural, bastante sangre corría por el escenario. Sonrió dando una leve reverencia ante el vampiro.
-Buenas noches, señor vampiro con un curioso alias...- No había registro alguno de un vampiro con el nombre de "Shideon" por lo que era fácil identificar el verdadero nombre de aquel tipo siendo el encargado de asesinar a todos los seres, lo sabía a la perfección con tan solo ver a los ojos ajenos. Sostuvo su guadaña con ambas manos, dejándola en una posición horizontal. ¿Cómo reaccionaría el vampiro?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Lun Abr 09, 2012 4:09 am

Aquel tipo le gustaba más por momentos. Gustar en e sentido de querer hacerlo suyo, mancillarlo, marcarlo con sus colmillos, catar su sangre, corromper su alma llevándolo a la locura, torturarlo, esclavizarlo… y después, una vez aburrido de él, tirarlo a la calle cual perro abandonado. Y eso con suerte de no morir durante el proceso, o tras él… Lastima que no trabajara para el “barbas” al que en este mundo adoran y llaman Dios, pues Shideon, en su cabeza, pese a no perder de vista al rubio, sonriendo de aquella forma y mostrándose tan relajado y confiado, se imaginaba al contrario suplicándole. Tanto por dolor como placer.

Sin embargo, el vampiro prestó toda su atención a el rubio nada mas desapareció, apareciendo distanciado de las dos féminas que el moreno había mandado ha engatusarlo. Las vio caer al suelo como si de dos muñecas de trapo se trataran. En comparación con la reacción del resto de los humanos presentes en aquella segunda planta, Shideon no se molestó ni lo mas mínimo, manteniendo una sonrisa en su marcado rostro. Los humanos se miraron entre ellos, asustados, con los ojos abiertos de par en par por lo que acababan de ver. Algunos miraron al vampiro, esperando que él hiciera algo al respecto, esperando que les protegiera al resto de aquel tipo. Ilusos…

Al escuchar sus palabras al poco de eliminar a las humanas, esa sonrisa suya fue borrándose de sus labios. Tiempo hacia que había dejado atrás su anterior vida, y sin embargo, nunca podría olvidar su anterior nombre, su anterior hogar, su anterior forma de ser… Odiaba a su familia y su vida pasada, de ahí que hiciera lo que hizo. Después de tanto tiempo, que alguien se presentara y le saliera con aquello de “curioso alias…” le enojaba. ¡Nadie debía saber de su existencia! Radeon Simon Shuter estaba muerte para él y el resto del mundo. Pero no… aquel jodido ángel que iba por su cuenta lo sabía. –Tsk… -soltó molesto, apretando los dientes y mirándolo con dureza. –Eres el primero, en mucho tiempo, que me dice algo así. Veo que empiezo a ser conocido por ahí arriba –le respondió con voz seria pero en un ritmo tranquilo, sin sobresaltarse, sonriendo irónicamente con su ultimo comentario. Tendió la copa a un lado fuera de su silló, siendo recogida por unas asustadizas manos. El vampiro recostó ambos brazos sobre los respectivos y anchos reposabrazos del sillón.

A primera vista, el vampiro andaba en desventaja al vérsele desamado,pero no era estúpido. No… siempre llevaba la katana, que un día perteneció a su hermano, consigo. Esa katana que ahora se encontraba apoyada contra un lado del sillón, oculta por la oscuridad y las féminas. Un simple gesto, rápido y calculado, y el arma se encontrarían en sus manos.

Música: http://www.youtube.com/watch?v=bc5IGXRI4XQ&feature=related

-Dime, “Ángel”, ¿que piensas hacer con eso? –se refería a la guadaña que empuñaba. –Ya me has ensuciado el suelo con la sangre de esas dos furcias humanas, ¿ahora qué? –le preguntó taimado, sin moverse del asiento, mirándole fijamente. Pese a sus despreocupados comentarios, su tono un tanto serio y sus rasgados ojos de penetrante mirada, reflejaban el enojo que había aflorado en el vampiro ante el conocimiento que tenia el contrario respecto a él. –Para que lo sepas… Hoy estoy en mi puta noche de relax, y… a menos que me busques para que te folle y te rompa ese blanco culo aterciopelado y virgen que tienes, mas te vale bajar de esta planta –buscó provocarle. A vérsele tan cómodo y tranquilo al vampiro, al menos en apariencia, los humanos siguieron con sus lascivas actividades mientras la música seguía sonando por todo el local y la luz se tornaba de rojiza a amarillo y verde, quedándose un buen rato en turquesa con rayos blanquecinos.
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Lun Abr 09, 2012 4:33 pm

El momento en sí era bastante cómico para el rubio, quien solo observaba con algo de "asco" a los esclavos de aquel vampiro, sin dejar de sonreír. Habían pasado bastantes años desde la última vez que enfrentó a un vampiro, cosa que llamaba aún más su atención sobre aquel hombre de colmillos largos. De igual manera, o quizás de una más profunda; siglos habían transcurrido desde la última vez que tuvo sexo, no era porque no le gustaba la idea, ni mucho menos por temor a las reglas del cielo -las cuales no afectan en absoluto tratándose de él-.

Las palabras del menor le causaban un poco de gracia, ya que dentro del cielo, o como sea que fuese llamado tal lugar, los ángeles no tenían conocimiento alguno del mundo humano, por lo que soltó una leve carcajada y después de un par de segundos la detuvo, colocando su zurda cubriendo sus labios, después de ello la colocó sobre la guadaña que sostenía con firmeza
-No en realidad. Es mi trabajo como el único Ángel de la Muerte tener registro de todos los seres dentro de éste mundo, Radeon; lindo nombre- Musitó sonriente, aquel nombre le agradaba mas que el alias de Shideon.

Entre-cerró sus ojos, un vampiro no sería tan estúpido como para enfrentar a un ángel sin arma alguna, algo era bastante evidente, ignorando cualquier atracción física del rubio hacia el moreno o viceversa; una batalla comenzaría dentro de aquel club, seguía siendo cómico que esos asustadizos esclavos seguían ahí para acompañar a su "amo". Aunque no tenía motivo alguno para asesinarlo, ignorando todas y cada una de las almas que éste había tomado sin necesidad alguna.

Pronto la música comenzó a sonar nuevamente dentro de la segunda planta, era algo bastante agradable, digamos que era acorde al escenario involucrado entre ese par. su cuerpo comenzó a moverse lentamente con esa tonada en sus oídos, de una manera coherente, conservando el ritmo en sus extremidades y cadera, incluso lo hacía mejor que aquellos esclavos del vampiro, cosa que de cierto modo le causaba aún más gracia.
-Radeon Simon Shuter, tienes un largo expediente, uno bastante largo a decir verdad... pensaba matarte pero eso resultaría aburrido- Murmuró para sí mismo jugando con aquella guadaña, girándola lenta y rápidamente, dependiendo de la canción.

-Podría ensuciar todo el edificio, tengo suficiente liquido a mi disposición...- Exclamó dejando cierto aire de una siniestra tensión. Entonces con un rápido movimiento insertó la hoja de aquella guadaña sosteniéndola por el mango metálico de la misma, con una posición bastante despreocupada. -Curiosamente estaba tan relajado antes de que enviaras a ese par de gorilas, y no tengo el más mínimo interés en dejarme capturar por alguien como tú. Sin embargo, te cedo el primer ataque, aunque creo que debes saber el nombre del ser que tomará tu alma tarde o temprano, ¿no?- Suspiró sonriente, esperando por el ataque del menor, sería divertido enfrentar a un vampiro. Lamentablemente no había otra alternativa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Mar Abr 10, 2012 7:13 am

Ese molesto ángel no dejaba de referirse al vampiro por su nombre real, y eso le crispaba internamente. Tanto, que en su mirada se observaba el enojo que profesaba hacia ese rubio de cara bonita cada vez que repetía su nombre. Radeon Simon Shuter…. ¡Tsk! Sin embargo, a pesar de ello, el vampiro sonreía socarronamente por los comentarios del contrario. Un ángel al que no le importaba derramar sangre “inocente” y que además se creía capaz de matarlo. –Jajajajaja… -rió sonoramente ante sus palabras. Las furcias de su alrededor, rieron por debajo a baja voz como si aquello que había dicho el rubio respecto a ser él quien lo eliminaría fuera un chiste. –Para lo único que tendré que saber tu nombre será para apuntarte en mi lista, “ángel” –se mostraba muy arrogante. Lentamente, sin movimientos bruscos y con toda la tranquilidad del mundo, el moreno se puso en pie –Ya que pareces estar mas que confiado en ti mismo, pongamos a prueba aquello de lo que tanto pareces alardear –le dijo mientras tanto. Un vez alzado, mirando a los ojos del rubio, sin borrar aquella media sonrisa continuó hablando: -Además de tu nombre… quiero que me aclares una cosa –ensanchó un poco mas el gesto de las comisuras de sus labios, estrechándose su rasgada mirada. Entonces, el moreno, rápido como un rayo y sigiloso como una sombra, se encontraba a la espalda del rubio. La punta de su katana amenazaba con hundirse en su costado, bajo sus costillas, para salir por el extremo opuesto, dibujando un recorrido diagonal. Pero solo amenazaba. Un movimiento un gesto y… -¿Cómo es alguien como yo? –dijo con cierta ironía y curiosidad en su voz. -Dudo que haya nadie como yo –rió tras él suavemente, pero se le acabó enseguida la diversión cuando el rubio actuó con la misma velocidad que lo había hecho anteriormente cuando la humana fue a lamerle. Admitía que era rápido el cabrón, pero eso no hacia más que hacer más interesante aquello. Estaba listo para combatir, por lo que, satisfaciendo y aprovechándose por segunda vez de ser el primero en atacar, se abalanzó veloz hacia el contrario espada en mano.

Los humanos se quedaron mirando estupefactos el veloz desplazamiento del vampiro. De un momento para el otro, el moreno se encontraba de pie frente a su sillón y para el otro, ya había desenfundado su arma y puesto tras el rubio de cara a éste. Otros humanos, sintiendo que aquello se ponía feo, sin ningún pudor se marcharon de aquel sitio medio en pelotas. Otros, inmovilizados por no saber que hacer y la confusión, miraban con los ojos enormemente abiertos a aquellas dos “personas” armadas. Muchas de las féminas allí presentes no eran más que adolescentes, la gran mayoría no sobrepasaba los veinte años. Eran unas crías inconscientes que no sabían donde coño estaban, así como en que momento sus inútiles cerebros habían quedado en shock por el “espectáculo” que tenían frente a ellas. Respecto a los hombres, que no eran tampoco más que atléticos jóvenes, estaban en una situación similar.
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Miér Abr 11, 2012 2:08 am

El escenario de batalla era algo interesante, en el sentido de haber pasado completamente desapercibidos ante la sociedad de la primera planta dentro del Club. ¿En realidad era necesario luchar? ¡Por supuesto! ese era su propósito, erradicar cualquier alma que no tuviera un propósito digno dentro del mundo, como el único ángel de la muerte -según él y probablemente la realidad- ¡era su deber! Aunque debía admitir algo, de alguna manera aquel tipo llamado Radeon tenía un parecido considerable con alguien especial para él, en el sentido de no haber visto un rostro tan similar desde hace cientos de años...

Por ese lado era difícil eliminar a ese sujeto, suspiró con profundidad. No perdía de vista al vampiro, no le daría el gusto de ganar ésta contienda, ¡no podía perder pero no podía matarlo! Para su suerte, sus pensamientos no se veían reflejados en su rostro, sólo podía observarse esa serenidad y a su vez una incomparable frialdad reinar en su expresión facial. Ignoró completamente la risa del contrario, más sin embargo; esos humanos eran un estorbo absoluto, no servían de nada, eran simples juguetes sexuales de aquel hombre, les dedicó una mirada sádica, repleta de furia.

Finalmente aquel apodado Shideon se había puesto de pie, sus dedos seguían sosteniendo su arma, aquella con la que le era capaz de cortar cualquier cosa, inclusive el alma de sí mismo. A su vez corría un doble riesgo, debía tener cuidado en no matarlo, ¡pero seguía sin entender la jodida razón! Porqué... fue entonces cuando escuchó las palabras del menor, y no evitó sonreír; por más mínima que fuese esa curvatura en sus labios, no podría ocultarla en absoluto.

Todo pasó de una manera rápida, pero lenta a su vez, las luces dentro del enorme local lograron esconder la presencia del vampiro, tan solo unas cuantas milésimas de segundos transcurrieron para que aquel se encontrara detrás de sí mismo. Bufó frunciendo el ceño de manera leve, tenía la intención de responder a las preguntas que el menor hacía, más sin embargo no daría muchos detalles.
-Morty...- Reveló su verdadero nombre, pero aún no había terminado; el tono de su voz era sereno y frío. Ahora se encontraba entre la espada y la pared, literalmente si eliminabas aquella pared de la frase.

-¿Cómo es alguien como tú? Eres bastante similar a un ser que conocí hace tiempo... no vale la pena hablar de él; tuvo el mismo destino que tú tendrás, y ese, Simon, es la muerte- Musitó en un tono cruel, bastante para ser él. Pronto el rubio comenzó a desvanecerse en cientos de plumas de colores violáceos y oscuros, similares a tal tonalidad, dispersándose y a su vez escapando del sable ajeno. No había sido suficiente, ya que aquel volvió a atacar, ¿debería matarlo aún si no era la hora de morir para él? Eso rompería un esquema de muertes posibles, arruinando una cadena natural, forjada por Morty.


Al momento en el que ambas armas se cruzaron, la música cambió a una más "acorde" a la batalla, el sonido provocado por el contacto repleto de fuerza era agonizante, aquella aguda resonancia sonora era algo incómoda, pero no lo mostraba, no mostraría debilidad alguna ante él, aunque ya lo había hecho previamente, y dentro de sí se lamentaba de aquel error, ¡¡¡confundirlo a él con el ser que alguna vez amó era un grave error!!! Pelearía contra él hasta tener un resultado definitivo, no había tiempo de distracciones.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Miér Abr 11, 2012 6:34 pm

Antes de que aquel rubio se desvaneciera frente a sus narices, escapando de aquella curiosa forma de su espada, grabó su nombre a fuego en su mente. De seguro que no lo olvida, y menos cuando le dijo en aquel tono tan frío, incluso mas frío que el del vampiro, que era similar a alguien a quien conoció y que murió, al parecer, por sus propias manos. Que le asegurara de aquella forma, casi sentenciándolo, que iba a morir en aquel duelo le irritó. No aguantaba a la gente que sin tener ni puñetera idea de quien era él o que era capaz de hacer siquiera, le afirmaban estar muerto al terminar el combate. Muchos fueron los que lo sentenciaron a muerte, y muchos fueron los que encontraron la suya en esa propia sentencia. Por eso, molesto por otra vez lo mismo de siempre, harto de escuchar las mismas estupideces, le fue a atravesar en diagonal su katana. Ensartar esa katana suya en aquel cuerpo del contrario, ver como la sangre resbalaba por el sable hasta llegar a sus manos, ver ese rostro soportar aquel serio y frío rostro hasta el momento de la muerte final, escuchar sus ultimas palabras, sus maldiciones… Eso era lo que quería disfrutar cuando fue a satisfacer sus deseos al acometer con él. Sin embargo, al hacerlo, violáceas plumas desformaban la silueta del contrario.

-En ese caso… ¡Yo también conozco a gente como tu! –dijo al lanzarse nuevamente a la ofensiva.

El moreno se lanzó allí a donde las plumas se comenzaron a agrupar nuevamente, siendo sus golpes parados por aquella guadaña. Golpe tras golpe, ambas armas volvían a toparse en un agresivo encuentro del cual salían chispas a causa de la tensión y la fuerza allí empleada, así como de la velocidad. Shideon, serio, observaba cada uno de los movimientos defensivos del contrario, buscando algún punto débil, una brecha en su defensa o simplemente un error del cual aprovecharse. Tal era la velocidad con la que le arremetía una y otra vez sin descanso, haciéndole retroceder por la fuerza, que no le dejaba tiempo para atacar. –No eres el primero en venir a donde mi y confesarme que me mataría –le dijo mientras atacaba sin descanso, siendo acompañado aquellos movimientos con la música de fondo tan acorde con la tensión del segundo piso. –Y como puedes ver, ninguno lo consiguió. –Dijo a serio voz, atento a las respuestas físicas del rubio. Lentamente le acercaba a la barra, al borde de aquel piso en el que se podía ver a la gente bailando alocadamente en aquel primer piso. En cuanto a la gente que había en la segunda planta, se había marchado mientras combatían. Seguro que era la primera vez que hacían algo bien en sus vidas, aunque al moreno, que decidieran ponerse a salvo se la traía floja.

Cuando se acercaron lo suficiente como para ver a gran parte de la gente, acorralando al contrario, al enemigo, contra aquel muro de medio metro tras el que estaba la caída (de algo así como de tres metros) sobre la multitud de abajo, sonrió. Una idea capaz de darle aun más ventaja, e incluso una victoria segura, se le pasó por la cabeza. Una infame sonrisa surco de forma fugas en su rostro. –Ya que has venido a jugar… -mantuvo ambas armas unidas en tenso un tira y afloja apenas variable –jugaremos –le dijo, y fue entonces cuando le dio una patada a la altura del vientre. Aquello fue suficiente para hacerle perder el equilibrio y que dejara de prestarle atención por un instante. Instante en el que el moreno vampiro saltó y desapareció entre la multitud de ahí abajo. Le tenía vigilado como cual depredador acecha a su presa. Se mantenía en los lugares oscuros de aquella planta, camuflado entre la gente que no dejaba de moverse al son de la música. Le esperaba… Jugaría con él, le haría agonizar, que se pusiera nervioso… Quería ver sus reacciones ante la posibilidad de tenerle a su espalda, katana en mano y apuntando a su cuello, sin que le viera. Quería… quería saborear aquella victoria. Sin bien no era el primer ser sobrenatural que eliminaba, y menos uno tan puro como es un ángel, aquel tan extraño (por ser un ángel de la muerte –shinigami (japonés) parca (Europa)) iba a ser una gran pieza. Si, si que lo iba a ser…
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Jue Abr 12, 2012 11:49 pm

Pensamientos recurrentes recorriendo cada centímetro de su cabeza, era bastante complicado pelear contra alguien con un rostro tan idéntico al hombre que alguna vez amó hace tantos cientos de años, no lo había olvidado en absoluto, sin embargo, compatían el mismo físico ¡más no los mismos pensamientos! No podría tocarlo con aquella guadaña, en caso de hacerlo su alma se perdería... Pero, ¿sería el alma de aquel Demonio? Había alguna posibilidad, si el esquema de muertes era quebrantado de alguna manera podría producirse alguna rotura dentro del espacio, aún era una posibilidad, no una afirmación del todo. Sólo había una forma de comprobar aquello con seguridad, y esa forma era pelear contra él, aquel llamado Radeon...

Las cosas que comienzan mal tienen un horrible final y por ende aquello conlleva un sufrimiento colosal ante cualquier situación, y en la que ahora se encontraba aparentaba ser algo similar a un sueño o bien una placentera pesadilla. Todos éstos pensamientos cruzaron su mente en el transcurso de tiempo en donde se mantuvo firme la ilusión, pronto el menor se lanzó en contra del rubio, era de esperarse viniendo de alguien con un carácter tan explosivo.
-No soy una persona, soy un ángel- Murmuró sosteniendo con fuerza el arma que lo acompañaba dentro del combate, no soltaría aquella guadaña ante cualquier momento, simplemente no cedería, no le otorgaría ese placer de verlo sucumbir ante la katana, no lo haría.

Se preparó en una posición defensiva con el fin de contrarrestar los ataques, era algo complicado, la fuerza entre ambos impactar con ambas armas llevaba una especie de contacto visual al rostro entre ambos, el sonido de la música sonar dentro de todo el club y el choque producido entre las armas de ambos era algo excitante en el sentido de brindar adrenalina a cualquiera que entrase en la escena, sin importar nada en absoluto, comenzó una estrategia más elaborada, dejaría jugar a aquel vampiro hasta cierto punto. Una sonrisa comenzó a crecer en el rostro del rubio, la banda en su frente se movía lentamente a causa de los impactos que la guadaña cubría en todo su esplendor.

Los ojos de Morty brillaban en un tono vivo completamente violáceo ante el combate, sin dejar de observar los movimientos de aquel hombre y así mismo el rostro del tal vampiro, a su vez se sumergía en decenas de recuerdos, sin perder la noción del tiempo mismo. Ante sus palabras no evitó su sonrisa dejando escapar una carcajada leve
-Eres el segundo que me dice esas palabras; el primero fue un Demonio, pero dudo mucho que te importe escuchar la historia, Radeon- Adoraba decir el nombre del contrario con el fin de sacarlo de quicio, era divertido ver a un hombre como tal enfurecer ante una palabra tan significante, era una especie de punto débil del cual podía tomar provecho, y de eso no había duda alguna. Él mismo había comprobado que era el alma de aquel Demonio, o al menos eso aparentaba ser, las posibilidades estaban entre cincuenta y cincuenta, debía comprobarlo.

En un descuido ahora se encontraba al borde del segundo piso, aquel no dudó en utilizar esa ventaja para patear la zona de su vientre con fuerza, el dolor fue interesante, había pasado tiempo desde la última vez en la que Morty había recibido un sólo golpe en el cuerpo, por lo que dejó una mano libre, posandola sobre la zona impactada. Momento en el que el vampiro tomó provecho escapando a la primera planta del edificio, donde las luces y el movimiento de la múltitud evitaba localizarlo, aún sentía ese golpe y mostraba ese dolor con una mueca leve de disgusto.

-Tsk...- Pronto su guadaña comenzó a brillar en un tono identico al de sus ojos en aquel instante, regresando a la forma de una simple bufanda, entonces la colocó rodeando su cuello lentamente, no tenía otra alternativa más que entrar en el juego del menor. -No te dejaré escapar...- Susurró saltando a aquella zona, perdiendose al igual que el otro dentro de la pista de baile, ahora sin arma alguna se encontraba indefenso y a su vez danzando, la música se volvía a un tono más natural, pero no debía bajar la guardia, o en caso de hacerlo debería preparar una ilusión de escape más elaborada, ahora no sabía que pasaría.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Vie Abr 13, 2012 3:47 pm

Le vio saltar desde la primera planta, escondido entre la multitud. Había guardado aquella enorme guadaña, si es que hacerla una bufanda podía llamarse “guardar” el arma. Shideon envainó la katana en su funda y se apoyó contra una de las cuadradas columnas del local, que a ser oscuras, el moreno se camuflaba perfectamente al ir vestido con esas negras ropas orientales.
Estaba seguro de sí mismo. Creía al cien por cien que ganaría al rubio. Una vez entraba en su juego, no había posibilidad de escapar. No, ya no. Como cual conejillo, el ángel había caído en la trampa del moreno.

Tras un par de minutos, observando como ese tal Morty se integraba en el ambiente de la discote con el fin de pasar desapercibido, camuflarse con el resto de personas, el moreno se separó de la columna y caminó hacia la multitud. Arrebató un vaso que contenía un liquido verde fluorescente al primero que pillo, le dio un gran trago y se lo regreso al humano como si nada, siguiendo con la mirada a su danzante objetivo. Dando un rodeo, siguiéndolo, yendo siempre a dos metros tras él, el moreno sonrió perversa y ladinamente.
En cuanto el rubio parecía estar pendiente en la búsqueda del vampiro, éste se acercó raudo a donde él, poniéndose a su espalda. –Estoy aquí, no me busques mas, Morty –dijo a su oído, y rápido, se movió para ponerse frente al ángel cuando fue a darse la vuelta. Disfrutaba haciendo dudar a sus presas, ver dilatarse y contraerse las pupilas de los que iba a matar. Shideon lo aferró con fuerza de las ropas, acercándoselo hacia sí. –Se te ve tenso. No será porque sabes lo que te espera, ¿verdad? –sonrió, enseñando sus colmillos ahora sin retraer. Sus rostros estaban muy cerca el uno del otro, tanto que su aliento chocaba contra los labios contrario. Además, el vampiro no dejaba de mover ahora sus caderas. Desde el momento en que atrajo al rubio hacia si de aquella brusca forma, había colado una pierna entre las del contrario. De ahí que no dejara de seguir el ritmo de la música con aquel movimiento de caderas con el que rozaba y aprisionaba con su cadera y pierna la entrepierna ajena, con perversión. – ¿O es que hay algo que te preocupa? –pregunto malicioso aposta por lo que le hacia al contrario. –Algo como esto –comento y le arrebató un lascivo beso con lengua durante el cual aprovechó para desplegar sus uñas. Esas manos subieron de su pecho, soltándolo, hasta su cuello, donde tenia pensado asfixiarlo.
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 14, 2012 10:24 pm

La multitud dentro de aquel antro era un completo estorbo a la hora de localizar al vampiro, simplemente era difícil encontrarlo entre tantas personas, y él había planeado esa estrategia desde un comienzo, o al menos era probable pensar en ello. Su cuerpo se movía de una manera provocativa, después de todo debía ser una especie de "conejillo de indias". Sus movimientos se enfocaban en brazos y piernas, además de su cadera, y por razón alguna no podía detenerse.

Aún si bailaba de una forma aparentemente tranquila había una tensión en el aire que opacaba aquella relajación en el aire, debía estar alerta, pero sus sentidos no eran tan avanzados como los del vampiro, sin embargo debía pensar en un plan más complejo para deshacerse de él, pero por otro lado, no podía hacerlo ¿le costaba tanto trabajo asesinarlo? Ladeó su cabeza un par de veces, colocando sus manos alrededor de su cuello de una forma espontánea, el rubio sentía como alguien lo acosaba sobre la pista de baile con el fin de aniquilarlo, si bien ese era su final, tendría un poco de sentido.

Las luces del lugar brindaban concentración para sí, pero los estorbos mortales seguían danzando impidiendo realizar una simple tarea... Pronto escuchó la voz de aquel vampiro en su oído, se escuchaba tan cerca, lo que provocó un enorme escalofrío recorrer su columna vertebral, fue una reacción inesperada, y aumentó aún más cuando aquel se posó delante del rubio, observando todos y cada uno de sus movimientos estaba a punto de escapar pero el moreno lo aferró hacia él, lo que provocó un jadeo leve viniendo de Morty.
-Al contrario... si tuviese conocimiento de lo que me espera, no estaría tan tenso... Radeon- Respondió, podía sentir como el aliento ajeno impactaba en sus labios.

Sus colmillos eran aterradoramente misteriosos además de guardar cierto interés en éstos, no obstante había algo más molesto en aquel momento; su entre pierna era provocada por los movimientos ajenos, logrando hacer gemir un poco al rubio, y a su vez su rostro se vio sonrojado ante ello...
-De...detente...- Susurró ante la pregunta del otro, sus ojos comenzaban a cerrarse lentamente, y entonces sucedió.


-Mhhh...- No podía evitar gemir ante aquella situación, su cuerpo se estremecía ante el tacto brindado por el moreno, quería escapar pero a la vez no podía; el cual, seguía en aquel éxtasis provocado por el vampiro, pronto, a duras penas se separó de los labios de aquel, pero para aquel entonces, las manos del contrario estaban sobre su cuello, sonrió de manera leve y la música se hizo presente nuevamente. -¿Vas a matarme ahora?- Preguntó acercándose al rostro del moreno lentamente -Tenía planeado divertirme un rato más contigo, Radeon...- Susurró lamiendo lentamente la comisura de los labios ajenos. Su cuerpo no dejaba de moverse al son de la melodía y lo hacía sin importarle aquella pierna colocada en su cuerpo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Shideon el Dom Abr 29, 2012 4:53 pm

Dejó de besarlo tan lascivamente cuando intentó separarse, manteniéndolo preso por el cuello. Aquel rubio “angelito” de tan curioso nombre lo estaba disfrutando por mucho que lo negara. ¿Por qué sino gemía como una de las furcias que lo rodeaban hacia un rato?

Nada mas separar sus labios de los del contrario, éste pareció cambiar de parecer. Si, lo estaba disfrutando. O eso creía Shideon, pues cuando su pierna se coló entre las ajenas le pidió que se parara, ahora… insinuaba pasar un buen rato con el vampiro, lamiendo la comisura de sus labios tras aquellas palabras. Aquel cuerpo del contrario, sin saber ne que momento exacto comenzó a moverse, se exhibía frente al moreno, quien aun dejó de sujetar con ambas manos su cuello para situarla sobre sus incesantes caderas. El vampiro sonrió perverso ante el cambio de Morty, quien ahora no le importaba restregarse en ciertos movimientos realmente sexy a ojos de Shideon, sobre su pierna. Aquello parecía calentarse.

De lo que Shideon no se percató fue que la gente parecía no enterarse de nada, aunque como pasaba de esos insignificantes parásitos humanos, tampoco le dio importancia a ese hecho tan evidente para otros. Aquello era raro…

-¿Cómo este cambio, Morty? –le preguntó aferrando su cuello algo mas fuerte, colando la mano de la cintura por dentro de su ropa, tocando su piel. Aun con una mano, con aquellas afiladas uñas amenazando su cuello, el vampiro era capaz de acabar con su vida si se lo proponía. – ¿Acaso has visto que no puedes conmigo y buscas satisfacerme con tu cuerpo para que te perdone? –tanteó con gracia. –Eso es ser muy zorra, que lo sepas… -apresuró a decir en su oído, lamiéndolo sin ningún escrúpulo. Entonces, las uñas de la mano que se encontraban en la cintura del rubio se clavaron en su piel, soltando un placentero suspiro sobre su oído ante la blanda textura de su piel al ser atravesada. El aroma de aquella sabrosa sangre tan poco común, a pesar de no ser percibida por el resto a causa de su poco desarrollado olfato, le encantó. Le gustó tanto que incluso le hizo sonreir a modo de media luna, mostrando al contrario sus colmillos a mirarlo de frente sin soltar su cuello ni dejar de hundir sus afiladas uñas en la piel del ángel.

-Seguro que aquel demonio que me mencionaste antes… te marcó como suyo… –dijo perverso. Su rasgada y su afilada sonrisa no daban buenas vibraciones. Cerró su mano en torno a su cintura un poco más. – Yo no te concederé ese placer de llevar mi marca, y no es porque no desee follarte… Es solo que, además de que hoy no toca, me está siendo mas divertido jugar contigo –le confesó, desclavando de su carne sus afiladas uñas, llevándose la mano a la boca para lamer su sangre gustoso, bajando durante esos instantes la guardia.

El contrario podía golpearlo si quería, pero tal vez estaba siendo precavido al tenerlo sujeto el otro por el cuello. Aun con una mano, el moreno podía partírselo. Era algo a tener en cuenta.
avatar
Shideon

Mensajes : 164
Fecha de inscripción : 06/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feel the Pleasure on your Skin~

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.