Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Dom Dic 14, 2014 9:36 pm.

Ahogado en Memorias [Libre]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ahogado en Memorias [Libre]

Mensaje por Taki Reizen el Dom Mar 04, 2012 4:18 am

Las estrellas alumbraban el cielo, dándole a éste una apariencia de fingido consuelo, como si la soledad no existiera; como si en esos brillos tenues se hallase la compañía eterna.

Allí en medio de las calles que la oscura luz cubría, un joven caminaba a paso lento. Ese caminar se forjaba tranquilo, elegante y seguro, pero lo cierto es que aquello era una mentira, una que su rostro descubría, reflejando la verdad de su estado en cada facción creada.

La melancolía, aquel sentir poderoso le llenaba por completo, aferrado a su vida como si no quisiese jamás abandonarle –¿Cuándo pasará? Cuándo… ¿cuándo dejará de doler tanto? –. El susurro de su voz parecía estarle pidiendo al viento la respuesta a sus interrogantes. Pero éste no podía dárselas, tan sólo podía ser un espectador ciego y mudo ante sus acciones, y él, más que nadie lo sabía. Años ha estado pidiendo a la nada por consuelo, y ésta aún no podía dárselo.

Aquella noche, fue de hecho un recordatorio más de que los recuerdos son tatuados en el alma.
Hace unas horas, cuando él dormía en un intento de recobrar energía esperando un nuevo amanecer, sus planes se vieron cortados, y las pesadillas decidieron no dejarlo.
El revivir aquel episodio en que su vida quedó hecha cenizas, era un constante en sus oscuros sueños y claro aquel momento, no era la excepción.
Aquel joven esa noche, despertaría sudado y con la respiración agitada, anhelante de salir de su encierro para despejar su mente con ayuda de la distracción de la noche.
Es así cómo ahora se le veía allí, caminando seguro, pero a la vez, completamente perdido.

Sus ropas era ligeras, quizás hasta fueras de lugar, pero el impulso de sólo hallarse lejos de la almohada le hizo calzarse rápido con lo primero que halló, lo cual fue tan sólo una fina yukata color violeta, vestimenta traedora de memorias y tradiciones pasadas. El frío le entumía, pero no le importaba, el calor de las sábanas en esos momentos le helaba más que el verdadero hielo –Aunque mi sangre se congele… ésta seguirá brotando por mi cuerpo, haciendo latir mi corazón –repitió aquella frase tantas veces escuchada en su niñez. Anhelando afirmarse del sentimiento para la que fue creada. Nunca rendirse. Y él no lo haría, nunca se rendiría.

Llegando a un parque solitario, se dejó caer a la sombra de un árbol, sintiéndose allí de cierta forma refugiado. Alzó luego la vista, reflejando en sus azules pupilas aquel firmamento estrellado y elevando repentina una mano al aire, la extendió como si quisiera alcanzarlo –¿Si pudiese llegar a ellas, me concederían un deseo?
avatar
Taki Reizen

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 02/03/2012
Edad : 28
Localización : Donde tu mirada no me alcance~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogado en Memorias [Libre]

Mensaje por Hideaki el Lun Jun 25, 2012 1:47 am

Off:
Adoro la forma en que seduces al lector con tus palabras, es simplemente irresistible darling~
Aquella noche se encontraba tranquilamente en su despacho, revisando uno de sus escritos con suma dedicación ya que era de los últimos trabajos que realizó previa a su llegada a Tasorage. No era lo que esperaba, carecía de sentimiento a la explicación de la personalidad de uno de sus personajes, pero lamentablemente Hide no podía hacer que se entendiera bien debido a su nulo conocimiento en ese campo en cuestión. Podía encantar con sus libros a muchas personas, pero él no quedaba satisfecho ante sus obras, llegando a sentirse mediocre e inútil. Gracias a su poco avance en la mejora de su novela, decidió así nada más que ha de desecharla y creará algo mucho mejor, sin editar algo viejo, una experiencia completamente nueva y solo así podrá ver si realmente puede dar con el tema en específico. Tomó el manuscrito y le tiró al tacho de la basura, se echó hacia atrás en aquella amplia silla y dió un suspiro con fuerza.

No había vuelta atrás, así que se dedicó a pensar en algo con que darle forma al nuevo libro, algo que lograse sacar lo que el no tenía pero, sin poder pasar por ello no sería apropiado ni efectivo, así es que tomó su portátil y se dispuso a escribir, pero no sentía la chispa necesaria y es cuando su mirada se fija en la hora. - No pensé que sería tan tarde...- alzó la diestra llevándola hacia su tabique nasal y frotando el mismo, ademas toma por el centro sus ante-ojos y los deja ahora sobre el escritorio. Estaba cansado y era recién cuando se percataba de ello, así que en vez de continuar y caer en un exceso se levantó tranquilamente, apagó su laptop y sin más toma su gabardina, la cual estaba en un soporte, y con las gafas en su mano camina hacia la entrada para poder salir. Pasan minutos y Hideaki se retira de aquel edificio, el cual albergaba la editorial donde se le ofreció el empleo siendo hora ya de regresar a su domicilio.

Estuvo ya en la calle, alzó su mirada que aún tras el cristal podía asombrarse ante las estrellas, que lamentablemente eran menores a que si anduviera en un sector mas rural. "contaminación lumínica...tan detestable" pensó y volvió a emitir un suspiro, para posteriormente caminar sin deseos de volver a mirar al cielo. Dejó ambas manos en los bolsillos de esa chaqueta negra, la baja temperatura calaba los huesos pero Hide no mostraba seña de sentir frío, su taciturna expresión era algo imborrable aún si nadie le viese, era costumbre del sujeto. Continúa caminando, pasando por diversas calles y al ingresar a una avenida donde todavía merodeaban personas, una que otra híbrida y Hideaki les miraba con interés mas no en demasía. Al tiempo, llegó a una intersección y vislumbra un terreno mas natural, causando llamar su atención y dobla en dirección al parque cercano a sí. Apura un poco el paso, teniendo precaución de cualquier persona a sus alrededores pero no pasa demasiado tiempo en que nota a un hombre con un ropaje conocido, lo primero que pensó es que ha de tratarse de algún vago, pero su aspecto no indicaba tal cosa.

Avanzó en dirección al moreno, clavando su mirada en aquel hombre que ciertamente le causó curiosidad, no demoró en estar a una distancia más cercana y comprobar que si conocía las delgadas prendas que usaba. - quizás suene algo cliché... pero ¿que hace un chico como tú en un sitio como este? - preguntó alto, buscando sacarle de aquella concentración en el manto nocturno. Sacó las manos de sus bolsillos, sintiendo la gélida brisa y pensando que ese hombre ha de estar entumido ¿cuánto llevará allí?, lo ignoraba pero no es como si fuera asunto suyo. Analizó la situación y pensó que tal vez aquel era victima de algún abuso, sea físico o no. Dió un paso más hacia el frente - ¿estás bien?... - mantuvo la seriedad propia, afiló la mirada y no pudo evitar notar que aquella persona...aquel hombre era bastante atractivo y poseía un encanto que pocas veces se tiene el placer de admirar. Aún pensando aquello, no lo mencionaría, quien sabe y estaba frente a una trampa.

avatar
Hideaki

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 05/03/2012
Edad : 32
Localización : No deberías preocuparte donde estoy ahora, si no donde estarè mañana...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogado en Memorias [Libre]

Mensaje por Taki Reizen el Lun Jun 25, 2012 8:04 pm

Off:
Me halagas ma sexy belle~ en especial porque tú eres un talento divino con las letras, uno que siempre me deja queriendo más~

Luego de que su voz se dejase ir con aquella pregunta al aire, la mano alzada volvió a su lugar acompañada en su viaje por un suspiro necesitado, uno que quizás era forjado para exhalar con ese aire, todo sentimiento de dolor que le torturaba. Fue en medio de aquella acción, que sus sentidos despertaron alertas, al sentir sin posibilidad de dudas, que ya no estaba solo. Levantando la vista, sus azules ojos enfocaron la figura de un hombre que por algún motivo, le hizo ponerse nervioso, quizás por el temor de que sin hablar, su rostro entero pudiese reflejar la razón de su presencia en medio de la fría noche.

Colocándose de píe presuroso, se irguió tanto como su cuerpo se lo permitía, revelando su figura fina envuelta en aquella tela delgada, la cual se fusionaba con su ser, como si de una segunda piel se tratase. Con atención, escuchó los cuestionamientos que le hacían, dejando que un escalofrío le recorriese ante la voz que rompió el silencio íntimo que antes reinaba –No tengo por qué dar explicación alguna sobre el por qué de mi presencia en este lugar –comenzó respondiendo con claridad y firmeza, a pesar de que, su voz era tan solo un susurro que parecía entrelazarse con el viento –¿Estar bien? –agregó con extrañeza, no entendiendo con totalidad al inicio, a qué se refería aquel chico con esa pregunta. Poco acostumbrado estaba a que le hiciesen interrogatorios como ese, y por ello, tan solo unos segundos quedó en silencio meditando una respuesta que no significase develar pensamientos profundos –Sí… eso creo –dejó ir finalmente, comprendiendo que para el otro, no debía ser muy natural ver a alguien en yukata en medio de una noche helada –Solo necesitaba tomar aire –agregó, al mismo tiempo que comenzaba a analizar con más detalle a quien tenía en frente.

El atractivo de aquel hombre era innegable y más aún, un aura de intriga y misterio, sentía se ceñía a su figura, haciéndole como hace mucho no ocurría, preguntarse qué guardaba en sus pensamientos aquella persona que había de cierta forma, osado interrumpir su momento de desahogo –Creo que perdí la noción del tiempo, es extraño ver a alguien más por aquí a esta hora, aunque se lo agradezco, probablemente de no haber aparecido, me habría quedado hasta el amanecer sin siquiera notarlo –terminó al fin de forma educada, siendo acompañado en sus palabras, por una repentina y fuerte brisa que sopló entumiéndole en ese mismo lugar, debiendo en un acto de puro reflejo, abrazarse a si mismo para sostener tanto aquel escaso y bello ropaje, como para no dejar ir la poca calidez que a penas sobrevivía en él.
avatar
Taki Reizen

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 02/03/2012
Edad : 28
Localización : Donde tu mirada no me alcance~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogado en Memorias [Libre]

Mensaje por Hideaki el Jue Nov 22, 2012 7:30 am

Mantuvo fija su mirada sobre aquel hombre, detallando primero lo que alcanzó a ver de su rostro y luego su cuerpo. Oyó lo dicho por él, aunque no hablaba muy fuerte pero denotaba actitud en la forma que se expresó y si, tenía razón al decirlo. Sonrió a la brevedad y aguardó a que le respondiera, recibiendo una escueta frase que no le dejó satisfecho. – tómalo como la curiosidad de un transeúnte cualquiera, no es hora para descansar en zonas como estas. Es peligroso si alguien inadecuado se topa con personas distraídas… – alza su mano derecha y acomoda sus lentes, dejando que por un instante un brillo se notara al ser reflejada una distante luz por el cristal. – más aún a alguien con esas prendas. – entrecerró sus orbes, viéndole por el borde de aquellos lentes sin bajar aún su mano, aguardando un resto para finalmente descender lento. Depositó aquella nuevamente en el bolsillo, manteniendo esa erguida postura.

Avanzó dando solo dos pasos, no directamente hacia el otro ya que parecería cierto acoso, Hideaki era consciente de ello por lo que quedó al costado, sin dejar de verle ya que estaba atento a ese sujeto, explicar el porqué era innecesario. Las cosas le interesaban o le aburrían, así de simple. – Ciertamente lo es – dijo en primera instancia, acota pronto – para no fijarse en la hora o en la temperatura, un pensamiento apremiante y profundo has de tener… ¿algún momento de reflexión quizás? – pensaba que tal vez el otro tenía alguna pena, algún problema ya que eso justificaría el no percatarse de su entorno, mas preguntarle sobre eso a alguien que no conocía no tendría frutos. Le agradó la formalidad con la que se expresaba, era poco usual, sin duda sonaba bien y concordaba con el aspecto del joven aquel.

– Insisto en que es un sitio… peligroso... – Se ladea apenas – los extranjeros suelen andar despreocupados por esta ciudad, deberías tener cautela… ya que por tu ropa, presumo que no eres de estos lares ¿o me equivoco? – esperó una afirmativa o negativa, pero esa brisa que en Hideaki no provoca nada, en el contrario causa efecto, por lo que pensó en la situación y nuevamente sonrió con un aire de “malas intenciones”, las cuales siempre le acompañaban aunque no siempre lo mostraba claramente. – solo acabarás resfriándote, déjame mostrarte un poco de cordialidad en una noche como esta. – musitó mientras se despojaba de aquella gabardina, quedando con su camisa de un tono más claro al compararla con lo negro de la otra prenda. Se acerca más a aquel, extendiendo la chaqueta pero de tal forma que se notara que ha de ayudarle a ponérsela, si no, solo se la pasaría de mano a mano. – te doy un consejo, no vuelvas a salir con yukata… al menos no si vas a deambular tu solo, eres un blanco fácil. – retomó su seriedad, mientras que según la reacción ajena ha de actuar.

Siendo netamente superficiales, a Hideaki le gustó ese extraño y no ha de negarlo. Teniendo eso como base, ya maquinaba su accionar puesto que cuando algo o alguien se le metía en la cabeza, nada ha de sacárselo de su pensar. Alzó una ceja, inclinándose solo un poco hacia el moreno – ¿gustarías algo de compañía?, al menos eso ha de desechar cualquier clase de melancolía… incluso el charlar con alguien le hace bien a la mente, aunque sea una única vez y no se repita.. – lo decía calmado, pero Hide no permitiría que fuera una vez sola, nada bueno debe hacerse solo una vez. – Fuera de día te invitaría un café, pocas veces me topo con compatriotas… – dando a entender algo evidente, en Hideaki se descubriría por su acento, ya que hacía años que no ocupaba alguna prenda propia de Japón. En el otro, de no ser japonés, Hideaki habría errado y eso pocas veces sucedía –porque nadie es Dios, hasta él se equivoca – solo esperaba no ser rechazado, en cuyo caso usaría otro método para convencer al chico, siempre existe la manera y alguien como Hide no se dejará vencer.

Spoiler:
Ohh~ ¿realmente lo crees? -sonrisa- aunque soy mucho mejor en otras cosas ~ espero disfrutes lo que tengo planeado para estos dos...-acomoda sus lentes a lo Nakajima-
avatar
Hideaki

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 05/03/2012
Edad : 32
Localización : No deberías preocuparte donde estoy ahora, si no donde estarè mañana...

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogado en Memorias [Libre]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.