Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Dom Dic 14, 2014 9:36 pm.

Noches en Champagne

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noches en Champagne

Mensaje por Aleksandr el Mar Feb 21, 2012 1:16 pm

En una mano sostenía su vaso ancho con whisky, mientras que en la otra, entre sus dedos, estaba la invitación para una especie cumpleaños. ¿De quien? Según la invitación de un tal Frederick Van Holts. A lo investigado se trataba de un importante coleccionista de arte, ya muy grande. Se había investigado toda sus historia, escarbando en donde pudo, sin hallar una relación aparente con Xanxus…
Por lo que su cuestión ¿Qué hacia dicha invitación en el cuarto de Xanxus? Aún no podía ser respuesta.

Aquella noche, donde se habían reencontrado, hecho el amor, y dicho más de una verdad; Aleksandr pudo ver dos invitaciones para ese evento poco antes de partir. Tomó una y la guardó en su chaqueta para revisarla posteriormente. Investigó e indagó más no encontró nada. Así que lo único que le quedaba, era asistir a dicho evento.

Terminó su bebida y luego salió de casa.



La gran fiesta se daba lugar en uno de los salones de fiestas del hotel más grande y costoso de la ciudad, el Bleu Royal; detalle que en realidad no le sorprendió. Era de bien saber que no cualquiera podía entrar y conseguir una suite en aquel sitio.
Alexander bajó del coche que había rentado para esa ocasión y le entregó las llaves al ballet parking. Después entró al hotel.
En la entrada del salón ya se veía un guardia, grande y fuerte, de apariencia de matón; le pidió su invitación y Aleksandr le entregó la que le había robado a Xanxus. El cadenero lo observó de arriba abajo –por menor placer y deleite- y luego le dejó pasar. No se inhibió por esa mirada, pero pasó de largo dejando su abrigo en la recepción, y luego avanzar a mezclarse con la demás gente.

Al entrar notó el ambiente tan elegante y cargado de gente pedante, que se sintió asfixiado, asqueado y divertido. Se daba a sí mismo la bienvenida a un verdadero y muy brillante circo.

Iba vestido con un traje entallado a su esbelta figura que era de color azul marino, muy oscuro, pero que con la tela de la cual estaba hecho gozaba de un brillo sutil. No llevaba camisa, el sacó se encargaba de cubrir su pecho, dejando a la vista un tanto de su piel nívea. De su lóbulo izquierdo colgaba un pendiente de plata con una cruz, mientras que en el otro el pendiente era corto y se mantenía pegado al lóbulo. Su cabello estaba atado en una coleta alta, bien peinada, con un tanto de su flequillo cayendo en su frente, pero sin desalinearlo ni un poco. Ya por último en su muñeca llevaba un reloj de plata que le iba marcando el compás de las actividades planeadas para ese evento y las cuales había investigado con tiempo.

En ese momento lo único que esperaba Aleksandr era la aparición del cumpleañero y Xanxus.
Tomó una copa con Champagne y en ese momento un par de personas se le acercaron, curiosos por su identidad; ya que tan bien vestido, Aleksandr daba un aura elegante, atractiva y muy propia, deduciendo que probablemente o era un empresario acaudalado o un modelo. El ruso, avivado, siguió el juego fingiendo muy bien su papel de subastador de arte que gozaba de una encantadora sonrisa.
avatar
Aleksandr

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 30/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Invitado el Miér Feb 22, 2012 5:43 pm

Malditas fiestas, malditas noches aburridas, malditas personas y sus malditas caras estúpidas. Xanxus maldecía todo aquello que pasara por su mente, estaba aburrido y quería encontrarse con su maldito número uno, pero este no había dado señales en días. Ya se la cobraría, o eso pensaba hace.

La limosina se detuvo frente al gran hotel, le abrieron la puerta y Xanxus bajo dirijiendose al interior del hotel, iba vestido con un pantalón blanco de vestir zapatos negros y una camisa de un color vino desabotonada solo los primeros 2 botones de la camisa. traía un saco del mismo color de su pantalón pero simplemente la traía sobrepuesta en los hombros, su cabello ligeramente desacomodado pero daba un buen impresión una bastante seductora.

Evitaba algunas personas para hacer charlas aburridas, iba solo a una cosa a ese lugar y no pretendía perder su valioso tiempo, tomo una copa de vino que traía un camarero en una charola y siguió andando, una hermosa mujer se le acerco y se susurró algo al oído que arranco de xanxus una sonrisa de medio lado la observo de arriba a bajo y asintió susurrándole de la misma manera cualquiera que le viera diría que xanxus encontro a una buena y hermosa compañía para su velada, pero mas que eso aquello era 'negocios'. la mujer le sujetaba suavemente del brazo el cual xanxus.

Solo esperaba que la noche saiera como se planeaba, trabajo era trabajo pero de vez en cuando se debía de dar un festin y vaya que la daría. siguio platicando son aquella sonrisa picara hasta que un ligero olor familiar inundo su nariz, desvió por un momento su vista, ¿estaría equivocado ó no?. chasqueo la lengua. -Supongo que la escoria siempre estará donde no debe- dijo para si mismo y volvio a relajarse, aquello era lo que menos le preocupaba.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Aleksandr el Miér Feb 22, 2012 11:18 pm

_ Hueles realmente bien_ dijo entonces el hombre alto, que trataba de parecer todo un galán ante lo que le parecía un galerista muy hermoso, simple y quizás hueco de la cabeza.

Aleksandr era un maestro a la hora de fingir no ser él mismo; pero incluso, ni siendo un experto, gustaba de soportar semejante desfachatez y cinismo. Pero ya tenía un papel y lo tenía que interpretar lo mejor posible. No estaba interesado en el dinero de esa persona, ni en el posible contacto que pudiera hacer si establecía un relación… Deseaba mandarlo al diablo y quizás llenarlo de plomo si se le ocurría avanzar un paso más en aquella distancia tan íntima que había buscado el más alto.

Ojos azules, tes pálida y cabello rubio… hace muchas lunas esas características le habían dejado de gustar; pues hace muchas lunas una piel tostada, unos ojos pardos y un cabello negro como la más sinuosa bruma, habían sido lo que robara su atención y corazón. Incluso si hasta para él esas eran las palabras más cursis y chochas de la historia.

Abandonó su copa vacía en la charola y tomó otra ya llena para seguir degustando la espumosa champagne, muy dulce para su gusto tal vez. El inversionista se inclinó listo para seguir susurrando cosas a su oído, en el momento que Aleksandr fijó sus ojos, casi como si hubiera un radar en ellos, en Xanxus, en el instante que éste cruzara el umbral de la puerta.

Sus labios, remojados en champagne, se curvaron en una sonrisa cómplice y astuta, apenas sus ojos se prendieron a los ojos pardos de Xanxus. Lamió con cuidado sus labios y miró de reojo a su molesto acompañante.

Su sangre hervía viendo a su amante y su razón, acompañado de una ‘dama’ que no hizo más que asquearle. No estaba feliz, pero no se dejaría llevar, pues de hacerlo cortaría cuellos. Y cabezas y sangre, adornaría el lugar.

_ ¿Te incomodo? _ escuchó vagamente y el ruso, distraído…

_No _contestó a secas llevando la copa de champagne a sus labios para darle otro sorbo, desviando su mirada de Xanxus. Comenzaba entonces la cuenta regresiva.
avatar
Aleksandr

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 30/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Invitado el Jue Feb 23, 2012 10:51 pm

Siguió con lo suyo, esta vez hablaba con la mujer al oído y esta sonreía, la tenía muy junto a el, lo que nadie sabía ni se daban cuenta que la mujer era una especie de mensajera personal, en el oído tenia un auricular y uno des sus aretes eran el micrófono, algo muy astuto entre espías o personas que no querían darse la cara para hacer negocio, solo por esa razón xanxus hablaba con la mujer, la cual actuaba mientras le decía lo que le iniciaban por el auricular.

-Escúchame basura, cuando te encuentre, no me importa con quien maldita ea estés- susurraba con desprecio contra el oido de la chica a la cual le tenia sujeta del mentón, a simple vita parecían coquetearse y decirse algunas cosas picaras, puesto aquellos gestos dirían que cambiaban mucho. al menos la chica sonriendo trataba de fingir tranquilidad, pero estaba aterrada.

-Esta vez quisiera algo mas intimo xanxus, ¿podríamos hablar en privado?- sonrió la chica levantan doce y tomando la mano del moreno, pasaron al costado de Alek, ello sabían que estaba allí. -Quisiera...estar a solas...como cuando lo hicimos la ultima vez- miro de reojo al ruso -vamos xanxus... recuerda que me lo prometiste...- rio la chica -un anillo de compromiso no hace solo el trabajo-.

Xanxus maldicio por lo bajo y gruño un poco, tomando con brusquedad a la chica por el brazo y llevándola a la suites de arriba. ¿Pretendían hacer tal vez enojar a Alek?. Xanxus no le miro, si le había visto de reojo, peor no quería que el ruso e entrometiera en sus asuntos, aun que tal vez el de piel canela no abía realmente que siempre estaría tan presente y molesto como una astilla en el dedo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Aleksandr el Miér Feb 29, 2012 9:33 pm

‘Perra’ Fue lo único que pensó al ver a esa mujer hablarle tan íntimamente a Xanxus. Lo conocía, o bueno, había investigado y conocido, tiempo atrás, los gustos de Xanxus por el alcohol y las mujeres, claro sobreponiendo al alcohol; tenía una fama muy bien cuidada de mafioso galante pero temible, era raro… y aunque pintaba para no ser tu tipo, y por sobre todo bajo ningún motivo debía ser su tipo; y sin embargo, por si su amante no lo había notado, su primer encuentro había sido en una fiesta muy similar a esa…

Jamás se iría de su nariz ese olor a colonia de marca, mesclada con una dosis perfecta de ginebra y un sutil aroma a tabaco; ni de su mente ese primer beso, prácticamente arrancado de sus labios, que había sido el más violento y el más sensual jamás adquirido…

Su mente regreso de golpe a su realidad, sintiendo la presencia de Xanxus a casi nada de la suya, pero aún así pasando de largo hacia los pasillos del hotel dejando la fiesta atrás. Entonces, probablemente, ¿La fiesta era sólo un farol?
Había tantas preguntas que poco a poco iban siendo situadas a la mesa, en forma de pequeñas tarjetas, y él simplemente no sabía cual era mejor tomar para analizar primero. Bueno, una obvia era, que más que pregunta era orden; era: Seguir a esos cretinos. Amaba a Xanxus, pero si le había mentido, con respecto a ‘no estar con alguien’ se lo reclamaría. Podía soportar la honestidad brutal, como la que él mismo aplicaba; pero las mentiras… bueno, quizás no era ‘quien’ para quejarse de ellas, pero lo hacía y le daba lo mismo las futuras comparaciones, quería respuestas y las tendría.

Abandonó a semejante pedazo de inepto, que no paraba de invitarle a su casa, ahí a mitad del salón y dándole una ventaja corta, de un minuto, a la pareja, salió tras ellos; deduciendo sus pasos por vagos rastros que sin darse cuenta fueron dejando. Una colilla del cigarro de esa mujer, un aroma vago de perfume caro, el sonido de tacones a un ritmo apurado a lo lejos; etc…
Los siguió entonces hasta un piso superior, a las suites, y cuando escuchó el portazo se posicionó fuera de la puerta, simulando verificar el número. Sabía exactamente que Xanxus estaba ahí dentro. Frunció el entrecejo, pensando en esa mujer y luego deslizó una tarjeta-llave por debajo de la puerta, con el número de habitación 503. Después, como llegó se fue hacia el elevador.
avatar
Aleksandr

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 30/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Invitado el Mar Mar 20, 2012 3:28 pm

El vampiro sintió la presencia del idiota de Aleksandr, pero debía terminar lo que estaba haciendo, la mujer le dio un nuevo mensaje, esta vez era un numero de teléfono y una dirección, xanxus lo tomo era una pequeña tarjeta en blanco la cual solo mantenía impreso el numero y la dirección, nada mas que eso.

-Largo- dijo con su voz áspera y masculina, la muer solo se acomodo el cabello y se dirigió a la salida y su mirada se poso en la de el pelinegro. -Solo ve Xanxus, sabes que puedo quitarte a lo que mas quieres, el paso que has dado te esta llevando a la tumba- La mujer por fin salio y Xanxus de coraje estrello una botella de licor en la puerta la cual se rompió en pedazos y ancho el suelo con su contenido.

Su vista se poso en la tarjeta con un numero, lo levanto antes que terminara de empapare con el licor y terminara desmoronándose por completo.

-Seras idiota- bufo molesto, pero salio para ir a la habitación marcada en la ya bola de pape y tinta que arrojo al suelo. toco la puerta de la habitación a la cual iba el numero que se le dejo bajo su puerta, lo hizo con la delicadeza marca xanxus tan conocida. En su interior deseaba moler a golpes a Alek dejarlo tirado con la cara desfigurada, y otra manera que su interior quería era dejarle tirado con el culo desfigurado por una santa violación.

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Aleksandr el Jue Mar 22, 2012 9:56 pm

El brillos de sus ojos se fijó, a lo lejos, en una silueta entallada en un vestido rojo vivo al momento que ésta se subía a un auto negro cromado y se perdía en la esquina más próxima de la calle. Aleksandr se sentía extrañado, quizás, incluso hasta curioso; por saber el motivo tan corto de aquella intervención. Aún así, no se movió. Porque sabía que al final, tarde o temprano, si o si, Xanxus llegaría. Porque ya fuera para amarse o para matarse… Se necesitan indispensablemente el uno al otro.

El su punto más alto de amor, de pasión y de odio; dedicado sólo para el otro. Era un honor y una condena el que ambos estuvieran en destinados.
Y amaba lo irónica que era la vida en el momento que creía que por fin podrían estar juntos; pues era el momento en el que más dudas e intrigas lo abordaban. Más decisiones que temar, cuando él nunca había sido bueno haciéndolo.

Escuchó la brutalidad en aquellos golpes, pero no se alarmó. Con un golpe más que Xanxus diera, se daría cuenta de que la puerta en realidad no estaba cerrada. Aún así, sonrió viendo su propia sonrisa curvada en el reflejo de la enorme ventana que cubría una pared entera del cuarto. Se giró y caminó, dejando en algún un punto su vaso ancho que antes poseía una buena porción de Vodka y que ahora sólo tenía un par de solitarios hielo en proceso de derretirse.
Frente a la puerta no tuvo que pasar la tarjeta para quitar el seguro, sólo tiró de ella. Apenas vio al exterior la figura imponente y endiablada de su amante, supo que estaba que se lo llevaba el mismo demonio, pero igual nunca temió.
Se giró dándole la espalda para internarse en la habitación en dirección a la ventana nuevamente. Todo el cuarto estaba a oscuras, y lo que se veía era gracias a las luces de afuera que se colaban por el ventanal. Todo ahí eran siluetas y la de Aleksandr, era larga, ligeramente curva, solitaria, fuerte y, una vez que llegó a ponerse contra la ventana y giró el rostro de apoco para verle sobre el hombro con una sonrisa se volvió de algún modo, desafiante.
avatar
Aleksandr

Mensajes : 173
Fecha de inscripción : 30/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Noches en Champagne

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.